CALGARY, 25 JUNIO.- La aerolínea canadiense WestJet dijo el miércoles que despedirá a unos 3.300 empleados, ya que busca ahorrar costos en medio de la crisis económica derivada de la pandemia de COVID-19, que ha dañado gravemente los viajes aéreos.

WestJet, propiedad de la firma de capital privado Onex Corp, dijo que consolidará toda la actividad del centro de llamadas a Alberta y subcontratará operaciones en todos los aeropuertos nacionales, excepto Vancouver, Calgary, Edmonton y Toronto, como parte de la reestructuración.

“El anuncio de hoy con respecto a estos cambios estratégicos pero inevitables nos permitirá brindar seguridad a nuestros 10,000 WestJetters restantes”, dijo el presidente ejecutivo Ed Sims en un comunicado.