CARACAS (AP) — El presidente Nicolás Maduro acusó el sábado al mandatario colombiano Iván Duque de estar estrechamente implicado con Estados Unidos en la frustrada incursión armada de la semana pasada en costas venezolanas y adelantó que su gobierno se propone acusarlo ante la Corte Penal Internacional (CPI).

“No tengo ninguna duda, hagan los estudios jurídicos que tengan a lugar, no tengo ninguna duda la responsabilidad de Iván Duque”, dijo Maduro en un acto de gobierno televisado en el que dio instrucciones al canciller venezolano Jorge Arreaza de emprender la acción legal ante la CPI.

El 3 de mayo, las autoridades venezolanos frustraron la incursión armada en el estado costanero de La Guaira, donde murieron al menos ocho de los atacantes y fueron capturadas más de dos decenas personas, entre ellas los estadounidenses Luke Denman y Airan Berry.

Denman y Berry están vinculados con el exboina verde Jordan Goudreau, director de la firma de seguridad privada SilverCorp. y quien admitió haber coordinado la Operación Gedeón contra el gobierno venezolano. Goudreau además reveló que el acuerdo fue suscrito por el líder opositor Juan Guaidó.

Maduro se dijo seguro de la “responsabilidad penal, política” de Duque y sostuvo que Venezuela tiene “la necesidad de acusarlo ante la Corte Penal Internacional como complemento de la acusación que estamos haciendo contra su amos del norte (Estados Unidos)”.

El gobierno de Maduro afirmó que decenas de personas se entrenaron en el poblado colombiano de Riohacha, cercano a la frontera con Venezuela para luego trasladarse a territorio venezolano, donde pretendían tomar el aeropuerto Simón Bolívar —a unos 20 kilómetros al norte de Caracas— y llevar a cabo otros objetivos, entre ellos el asesinato del mandatario venezolano.

Maduro insistió el sábado que la incursión fue “preparada” en territorio de Colombia, con el supuesto apoyo del ejército del vecino país.

El gobierno colombiano ha rechazado reiteradamente las acusaciones del gobierno de Maduro sobre su participación en supuestas acciones contra Venezuela, argumentando que “Colombia es un país que respeta el derecho internacional y que jamás apoyará actividades al margen del mismo”.

Maduro añadió, sin ofrecer detalles, que el sábado fueron capturados otros tres mercenarios en las montañas del estado costero de Aragua, al oeste de Caracas.

Paralelamente, Maduro informó que en la madrugada del sábado agentes de la Guardia Nacional venezolana localizaron a la deriva tres lanchas rápidas, con insignias de las fuerzas armadas colombianas, “con todo el armamento” en aguas del Río Orinoco, al extremo sur del país.

“Ya estaban en aguas venezolanas, fueron enganchadas y fueron llevadas a puerto seguro. Le corresponde al presidente de Colombia solicitarme a mí el regreso de este equipo militar y si así fuere, sería regresado de manera inmediata”.

Previamente, la Fuerza Armada venezolana indicó en un comunicado que en “operaciones de patrullaje y escudriñamiento” en el sector Chorro El Mono del Río Orinoco, en el municipio de Cedeño del estado Bolívar, fueron detectadas tres lanchas de combate “sin tripulantes, identificadas con emblemas de la Armada de Colombia, artilladas con ametralladoras calibre .50 y M60”, junto con municiciones.