Bogotá, 6 jul (EFE).- El expresidente colombiano Álvaro Uribe aseguró este lunes que en el país hay sectores que están ambientando un estado de agitación que llamó “prechavista” para sacar ventaja política de cara a las elecciones de 2022.

Uribe intervino hoy de manera virtual en una conferencia organizada en Madrid por Nueva Economía Fórum, en la que dijo que como parte de esa campaña se busca impedir que avance el Gobierno del presidente colombiano, Iván Duque, con el fin de aprovechar la situación.

“Colombia está viviendo una etapa que yo llamaría ‘prechavista’ porque el chavismo colombiano tiene un discurso de deslegitimar el Gobierno, deslegitimar nuestro partido (el Centro Democrático), nuestras políticas sociales”, manifestó Uribe, quien fue presidente de Colombia entre 2002 y 2010.

Según dijo, para frenar esa corriente es necesario “que el Gobierno de Duque tenga éxitos rotundos”, pero para eso necesita avanzar más en asuntos como la seguridad, la lucha contra la droga y el desarrollo social a pesar de la dificultad adicional que supone para cualquier mandatario la pandemia de coronavirus.

PESCAR EN RÍO REVUELTO

Uribe, senador del Centro Democrático, explicó que los partidarios del chavismo quieren que al actual Gobierno le vaya mal para crear un ambiente propicio para “ganar las elecciones de 2022”, como sucedió en Venezuela en los años previos a la victoria de Hugo Chávez en los comicios del 6 de diciembre de 1998.

“Estos sectores prochavistas de Colombia quieren llevar al país a lo que fue la Venezuela prechavista, aquella Venezuela que deslegitimó todas las instituciones, allá con razones, aquí sin razones”, expresó.

A continuación añadió: “Eso hay que denunciarlo desde ya porque si se denuncia en época electoral van a decir que es oportunismo electoral”.

VENEZUELA ESTANCADA

Al ser preguntado sobre la situación de Venezuela, Uribe, severo crítico del régimen de Nicolás Maduro y acuñador del vocablo “castrochavismo” para referirse a la ideología de izquierda en América Latina, dijo que teme que ese país se estanque en su crisis actual.

“Yo temo que Venezuela estabilice su fracaso”, dijo y explicó que cuando él era joven cada enero escuchaba decir: “este año termina la dictadura comunista de Cuba y (lo que pasó fue que) se estabilizó”.

Por eso reiteró su preocupación de que con Venezuela suceda algo parecido: “Me da mucho miedo que este problema que comenzó en diciembre de 1998, hace 22 años, se estabilice”.

También expresó sus temores a lo que pueda suceder en las elecciones legislativas convocadas por Maduro para el próximo 6 de diciembre, fecha que coincide con la del primer triunfo presidencial de Chávez, pues considera que puede haber “otro fraude electoral” para “que la oposición pierda”.

Según Uribe, la pandemia de coronavirus pone en una situación difícil a todos los países, pero “en Venezuela se agrava” todo porque “mientras no cambien el sistema” no se ve cómo vayan a superar la crisis porque en ese país no existen las condiciones para una recuperación.

“Se necesita democracia, inversión privada e inversión social, y Venezuela carece de las tres”, manifestó.

CRISIS EN BRASIL Y ARGENTINA

Uribe fue preguntado además por cómo ve la situación de otros países de la región, como Brasil y Argentina, que viven también sus propias crisis, agravadas igualmente por la pandemia.

“Es muy importante un Brasil donde no se genere pánico a la inversión”, dijo, y añadió que el presidente Jair Bolsonaro “tiene que corregir aspectos y mejorar; sería una frustración muy grande que fracasara”.

En cuanto a Argentina, afirmó que el presidente Alberto Fernández “está recibiendo las consecuencias de la herencia de hace años”, en referencia a los problemas económicos que dejó el kirchnerismo y que Mauricio Macri (2015-2019) no pudo resolver en su mandato.

“Macri recibió una Argentina destruida, los cuatro años no fueron suficientes para recuperarla”, dijo, y agregó que “ojalá el Gobierno del doctor Alberto Fernández pueda hacer una buena renegociación de la deuda” que busca reestructurar para mejorar su situación financiera.

(c) Agencia EFE