El exgobernador del estado de Espíritu Santo (en el sudeste de Brasil) Gerson Camata, de 77 años, fue asesinado a tiros por un exasesor frente a un restaurante en la ciudad brasileña de Vitória. 

Según la Policía, el exgobernador murió el miércoles por la tarde en el lugar donde recibió el disparo después de una discusión con su exasesor, Marcos Venício Andradre, de 66 años, por una disputa judicial. 

Andradre, que había trabajado como asesor de Camata durante casi 20 años, huyó tras cometer el crimen, pero fue arrestado y confesó el asesinato.

Motivación del crimen

De acuerdo con el secretario de Seguridad Pública, Nylton Rodrigues, el sospechoso declaró que la motivación del crimen fue una acción judicial interpuesta contra él por Camata, y que provocó el bloqueo de 60.000 reales (unos 15.200 dólares) de su cuenta bancaria.

Según informa Globo, en una entrevista en 2009, Andradre denunció a Camata por sobornos. Una acusación que el exgobernador negó y, tras acusar a su exasesor de problemas psicológicos, le denunció por daños morales.

Andradre fue condenado a pagar una indemnización de 50.000 reales (unos 12.700 dólares), además de honorarios y costas procesales. El exasesor recurrió sin éxito durante dos años la decisión judicial en instancias superiores. Finalmente, se bloqueó su cuenta para que pagara la indemnización.

Condolencias

Camata, casado y con dos hijos, nació en 1941 en Castelo, en el sur de Espíritu Santo. Licenciado en Ciencias Económicas, comenzó su vida profesional como periodista y presentador de un programa de radio. En 1967, entró en política cuando fue elegido concejal de Vitória. Entre 1982 y 1986 fue gobernador de Espíritu Santo y ejerció tres mandatos como senador entre 1987 y 2011. Era miembro del MDB, el partido del presidente saliente Michel Temer, quien lamentó su muerte en Twitter. Muchos políticos han expresado también sus condolencias a través de esta red social.