Washington, DC, 08 Abril.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pidió este miércoles a los simpatizantes del senador Bernie Sanders, que acaba de retirarse de la carrera presidencial demócrata, que le respalden en las elecciones de noviembre, debido a sus ideas afines en cuanto al “comercio”.

En una serie de tuits, Trump reaccionó con sorna a la retirada de Sanders, que representaba al ala izquierdista del partido y cuya salida de la contienda deja vía libre al exvicepresidente Joe Biden para lograr la candidatura demócrata.

“La gente de Bernie debería venirse al Partido Republicano, ¡COMERCIO!”, escribió Trump.

El mandatario aludía así al escepticismo respecto a los tratados comerciales multilaterales que él mismo comparte con Sanders y muchos de sus simpatizantes, aunque sus posturas son distintas en la mayoría de los otros temas económicos y sociales.

” ¡Yo no veo a AOC y a las otras tres apoyando al adormilado Joe (Biden)!”, añadió Trump en referencia a las siglas con las que se conoce a la influyente congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez, que había respaldado a Sanders, y las otras tres legisladoras izquierdistas que forman parte de “La brigada” (“The squad”): Ayanna Pressley, Rashida Tlaib e Ilhan Omar.

En las elecciones presidenciales de 2016, 12% de quienes apoyaron a Sanders en las primarias demócratas -en las que compitió contra la exsecretaria de Estado Hillary Clinton- acabaron votando por Trump en los comicios de noviembre, según datos de 2017 del Estudio Cooperativo del Congreso sobre Elecciones.

Este año, algunos votantes de Sanders han indicado que no apoyarían a otro candidato demócrata, pero no está claro si llegarían al extremo de acudir a las urnas y votar por Trump.

El gobernante también se mostró sorprendido en Twitter por el anuncio de Sanders de que mantendrá su nombre en las papeletas de las primarias que quedan, para así conseguir delegados e influir en la agenda del partido.

Además, el presidente culpó de la caída de Sanders a la senadora Elizabeth Warren, quien también pertenece al ala izquierdista del partido y se retiró hace un mes de la contienda demócrata.

“¡Si no fuera por ella, Bernie habría ganado casi cada estado el supermartes! Esto ha acabado tal y como querían los demócratas y el DNC (Comité Nacional Demócrata, secretariado), como ocurrió con el fiasco de la corrupta Hillary”, zanjó Trump.

Sanders, de 78 años, arrancó las primarias como favorito, pero fue perdiendo impulso a medida que se fue reduciendo la contienda electoral, que comenzó con una veintena de aspirantes.

El senador independiente, quien se define como un socialista demócrata, basó su campaña en una ambiciosa agenda para instaurar un sistema de salud público y gratuito en EE.UU.

El moderado Biden lideraba por el momento la contienda demócrata con 1,217 delegados por delante del que hasta ahora era su único rival, Sanders, que contaba con 917, todavía lejos de los 1,991 delegados comprometidos que se necesitan para obtener la nominación.