WASHINGTON (AP) — Estados Unidos e Irán retrocedieron del borde de una posible guerra el miércoles, luego de que presidente Donald Trump anunció que no respondería militarmente después del bombardeo iraní a dos bases en Irak que albergan tropas estadounidenses.

En una alocución televisada desde la Casa Blanca, Trump parecía decidido a desescalar la crisis, la cual alcanzó un nuevo nivel después de que Estados Unidos ordenó la semana pasada el asesinato de un encumbrado general iraní en Bagdad.

En cambio, Trump dijo que aplicaría de inmediato nuevas sanciones económicas “hasta que Irán cambie su comportamiento”. El ataque iraní del martes fue el asalto más directo contra un objetivo estadounidense desde la toma de la embajada en Teherán en 1979.

El mandatario agregó que Irán “parece haber cedido” tras atacar con misiles dos bases en Irak usada por tropas de Estados Unidos donde según Trump no hubo bajas estadounidenses o iraquíes.

El ataque iraní se produjo días después de que Trump autorizó el asesinato del general Qassem Soleimani. Irán prometió tomar represalias, lo que acercó a ambos bandos al borde de la guerra.

Trump acreditó un sistema de alerta temprana “que funcionó muy bien” al hecho de que ningún estadounidense o iraquí murió. Agregó que los estadounidenses deberían estar “extremadamente agradecidos y contentos” con el resultado.

Reiteró su posición de que “a Irán nunca se le permitirá tener un arma nuclear” y pidió nuevas negociaciones nucleares para reemplazar el acuerdo nuclear de 2015 del cual retiró a Estados Unidos. También anunció que pedirá a la OTAN involucrarse “mucho más en el proceso de Medio Oriente”.

Trump, quien buscará reelegirse en noviembre, hizo campaña con la promesa de evitar que Estados Unidos se involucre en otra “guerra interminable” en el Medio Oriente.

El miércoles, el mandatario dijo que Estados Unidos está “listo para abrazar la paz con todos los que la buscan”.

Trump inició su mensaje reiterando su promesa de que “a Irán nunca se le permitirá tener un arma nuclear”, incluso cuando ese país anunció a raíz del asesinato de Soleimani que ya no cumpliría con ninguno de los límites del acuerdo nuclear de 2015 implementado para evitar que construyera un dispositivo nuclear.

El mandatario estadounidense también aprovechó el momento de calma, al menos temporal, para pedir nuevas negociaciones nucleares para reemplazar el acuerdo de 2015. Trump retiró a Estados Unidos del acuerdo nuclear por considerar que no limitaba el programa atómico iraní.

En un mensaje directo a Irán, dijo: “Queremos que tengan un futuro y un gran futuro”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here