OTTAWA, 16 MAYO,- (Reuters) – El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, dijo el sábado que buscaría posibles formas de ayudar aún más a las aerolíneas, pero no presentó nuevas medidas después de que la aerolínea más grande del país anunciara despidos masivos debido a la pandemia de coronavirus.

Air Canada dijo el viernes que reduciría su fuerza laboral hasta en un 60%, ya que la aerolínea intenta ahorrar dinero en medio de la pandemia de COVID-19 y ajustarse a un nivel de tráfico más bajo.

“Esta pandemia ha afectado extremadamente duro a las industrias de viajes y particularmente a las aerolíneas”, dijo Trudeau en una sesión informativa en Ottawa. “Es por eso que seguiremos trabajando con las aerolíneas, incluida Air Canada, para ver cómo podemos ayudar aún más”.

Canadá ya ha establecido un subsidio salarial para tratar de mantener a más trabajadores canadienses en nóminas, y recientemente anunció préstamos para grandes empleadores.

Trudeau eludió las preguntas sobre si su gobierno podría tomar una participación accionaria en Air Canada para ayudarlo a sobrevivir, y si sus despidos sugieren que el subsidio salarial no está funcionando.

El número de muertes por coronavirus en Canadá aumentó 1.7% a 5,595 del día anterior, lo que refleja una tasa de mortalidad decreciente. El total de casos aumentó a casi 75,000.

Trudeau también dijo que su gobierno había aprobado los primeros ensayos clínicos canadienses de una posible vacuna COVID-19, en la Universidad Dalhousie de Nueva Escocia.