OTTAWA, 20 NOV.- Tras la publicación de alarmantes pronósticos de salud pública, el primer ministro Justin Trudeau está pidiendo a los canadienses que no se rindan y hagan aún más para prevenir un brote masivo de COVID-19 este invierno.

No estoy aquí por placer. […] Estamos todos hartos , admitió el Primer Ministro al principio antes de recordar a los canadienses que la situación está lejos de mejorar en el país a pesar de las alentadoras noticias sobre la inminente llegada de vacunas contra COVID- 19.

“Les diré la verdad, los próximos meses van a ser duros”.

Justin Trudeau, primer ministro de Canadá

Según las últimas proyecciones de la Agencia de Salud Pública de Canadá (PHAC) , el número de nuevos casos diarios de COVID-19 podría llegar a entre 10,000 y 22,000 en diciembre, si la población mantiene sus contactos con su nivel real.

En este momento, el promedio nacional diario es de alrededor de 4.800 casos nuevos por día, pero ese número podría cuadriplicarse rápidamente si continúa la tendencia actual.

Según los modelos matemáticos más pesimistas, el número de casos diarios de COVID-19 podría llegar incluso a 60.000 si los canadienses aumentan sus contactos. Muy malas noticias cinco semanas antes de las vacaciones.

Lo único que podemos hacer para evitar que se desborden los hospitales del país y se disparen las muertes es restringir cada vez más nuestros contactos, insistió el Primer Ministro. Sabemos lo que tenemos que hacer , dijo Justin Trudeau, compartiendo su frustración y exasperación después de casi 9 meses de pandemia.

A pesar de la promesa de una vacuna en los próximos meses, debemos seguir haciendo sacrificios. Ahora no es el momento de fiestas o cenas. Todos conocemos a alguien que no sigue las reglas y es frustrante y no es justo. Estas personas, son las que se lo ponen más difícil a los demás , añadió el Primer Ministro.

“El primer ministro Legault está haciendo todo lo que puede”

Cuando los periodistas le preguntaron sobre la decisión del gobierno de Quebec de permitir reuniones familiares restringidas durante cuatro días en Navidad , Justin Trudeau rechazó cualquier forma de insatisfacción de su parte con esta decisión.

Al explicar que su papel no es juzgar ni criticar a las provincias , Justin Trudeau dijo: Creo que el primer ministro Legault está haciendo todo lo posible para alentar a la gente a hacer lo que sea necesario para limitar sus contactos esta semana y en las próximas semanas para tal vez tener un pequeño descanso en Navidad.

Según la información obtenida por Radio-Canadá, algunos miembros de la bancada liberal están descontentos con el anuncio del gobierno de Quebec, mientras que los pronósticos de la PHAC también son preocupantes.

Aún estamos lejos de la Navidad, apuntó Justin Trudeau, aún quedan muchas semanas hasta entonces en las que podremos tomar las medidas necesarias para aplanar la curva.

Tengo confianza en los quebequenses y en todos los canadienses. Vamos a hacer lo que tenemos que hacer por nuestros seres queridos, nuestros ancianos, nuestros trabajadores de primera línea en el sistema de salud […]. Creo que somos capaces de hacerlo”. Así comento Justin Trudeau, primer ministro de Canadá