BRUSELAS, 9 jul (Reuters) – YouTube no está obligado a entregar el correo electrónico o la dirección IP de los usuarios que suben películas ilegalmente a su plataforma de video, dictaminó el jueves el máximo tribunal de Europa, que dijo que debe haber un equilibrio entre la protección de los datos personales y los derechos de autor.

El caso se presentó ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, con sede en Luxemburgo, después de que un tribunal alemán pidiera orientación sobre lo que las plataformas de video deben hacer para combatir la piratería en un caso relativo a la distribuidora cinematográfica local Constantin Film Verleih.

La empresa, que tenía los derechos de distribución de las películas “Scary Movie 5” y “Parker” en Alemania, había pedido a YouTube y a su propietaria, Google, que proporcionaran las direcciones de correo electrónico, los números de teléfono y las direcciones IP de los usuarios que habían subido esas películas ilegalmente a YouTube en 2013 y 2014.

Constantin Film llevó su caso a los tribunales alemanes después de que las filiales de Google y YouTube, ambas del grupo Alphabet, se negaran a proporcionar dichos datos.

El TJUE dio la razón a las empresas tecnológicas.

“Cuando una película se sube ilegalmente a una plataforma en internet, el titular de los derechos puede, en virtud de la directiva sobre la aplicación de los derechos de propiedad intelectual, exigir al operador que proporcione la dirección postal del usuario en cuestión, pero no su correo electrónico, dirección IP o número de teléfono”, dijeron los jueces.

También dijeron que los países de la UE podrían optar por una mayor protección de los titulares de derechos de propiedad intelectual, pero que debe existir un equilibrio justo y proporcionado entre los diversos derechos fundamentales.

Una portavoz de YouTube dijo que Google y YouTube se comprometen a proteger los derechos de autor y a salvaguardar la privacidad de sus usuarios y sus datos.