Aumentan los temores de guerra entre Israel y milicias palestinas en Gaza tras una nueva escalada de tensión, la segunda en pocas horas, en la que más de 200 cohetes se han disparado desde la franja a territorio israelí, lo que ha supuesto una contundente respuesta del Ejército sobre el enclave.

El Ejército israelí comenzó una cadena de alertas por lanzamiento de cohetes que se mantiene hasta ahora, y se informa de la activación de las sirenas antiaéreas en las comunidades periféricas a Gaza, pero también en zonas a decenas de kilómetros del enclave como Hebrón, en el territorio ocupado de Cisjordania, o el Mar Muerto.

“Es inaceptable”, manifestó en rueda de prensa telefónica el portavoz militar israelí, teniente coronel Jonathan Conricus, que cifró en 200 los disparos de proyectiles contra Israel en tres horas y de los que responsabilizó al movimiento islamista palestino Hamás, que se hizo con el control de la franja en 2007, cuando comenzó el bloqueo.

Israel bombardeó edificio de canal de TV de Hamás en Gaza

Zonas urbanas afectadas

De los disparos, 60 han sido interceptados por el sistema de defensa aéreo israelí Cúpula de Hierro, muchos han caído en áreas abiertas y otros han hecho impacto en zonas urbanas, en algunos casos, en viviendas y otras instalaciones civiles.

El militar destacó que además de los proyectiles, las milicias palestinas dispararon un misil antitanque contra un “autobús civil” que transitaba por territorio de Israel muy cerca del límite con Gaza y en el que resultó herido de gravedad un soldado israelí de 19 años de edad.

Conricus calificó este ataque como “más detallado, más preciso, con un nivel diferente de sofisticación”, “muy diferente al del cohete”. El portavoz militar israelí aseguró que la fuerza aérea seguía sobrevolando Gaza, donde se han bombardeado al menos 30 objetivos militares de los grupos islamistas Hamás y Yihad Islámica.

Víctimas en Israel y Gaza

Seis milicianos palestinos han muerto en Gaza y un civil en Israel, también palestino, en los ataques que comenzaron la tarde de este lunes con el lanzamiento masivo de cohetes y morteros desde el enclave, y los bombardeos de respuesta del Ejército israelí, confirmaron fuentes oficiales.

Dos palestinos murieron en los bombardeos israelíes de esta mañana al norte de la franja y al este de Gaza capital, lo que elevó a seis los fallecidos en las últimas 24 horas, según el Ministerio de Sanidad de Gaza. Estos se suman a otros siete milicianos palestinos y un militar israelí muertos el domingo en un enfrentamiento al fallar una misión de una unidad israelí de élite dentro de la franja.

En total, desde la noche del domingo han muerto 13 milicianos palestinos, y un soldado israelí y un civil palestino en Israel en la actual escalada de violencia que hace temer el inicio de una guerra.

TENSIONES ENTRE ISRAEL Y MILICIAS DE PALESTINA

Egipto, Catar y la ONU siguen intentando restablecer la calma entre Israel y las milicias palestinas, que anunciaron el inicio de ataques como respuesta a la muerte el domingo de los siete milicianos por fuego israelí en Gaza.

El portavoz del movimiento islamista Hamás, Abu Oneida responsabilizó a Israel del deterioro de la situación, mientras que este considera que los islamistas, que controlan el enclave, están intentando “cambiar las reglas del juego”, dijo un portavoz del Ministerio de Exteriores israelí.

El incremento de la tensión, que hace temer una nueva guerra, amenaza la tregua de larga duración que negociaban de forma indirecta las milicias palestinas e Israel para lograr la calma en la frontera y un alivio del bloqueo israelí de más de una década sobre el enclave costero.

EFE