LONDRES (Reuters) – Los mercados bursátiles bajaron sus niveles de nerviosismo el miércoles, después de que una retórica más moderada de Estados Unidos en torno a la guerra comercial con China ofrecía cierto alivio a los inversores, aunque la demanda por activos seguros ponía de relieve la ansiedad prevalente.

* El índice paneuropeo STOXX 600 ganaba un 0,7%, recuperándose de una liquidación de tres días después de que los inversores huyeron ante la escalada de la guerra comercial. El índice de acciones mundiales MSCI, que sigue referenciales bursátiles de 47 países, subía un 0,2%.

* Sin embargo, el oro, el yen y la deuda gubernamental seguían teniendo una alta demanda, ya que los inversores se mantenían cautos ante los activos más riesgosos.

* Las acciones estadounidenses avanzaron después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, minimizó la preocupación sobre la prolongada guerra comercial y su máximo asesor económico, Larry Kudlow, dijo que el Gobierno planea recibir a una delegación china para negociar en septiembre. Los futuros de Wall Street mejoraban.

* El índice más amplio de MSCI de acciones de Asia-Pacífico excluyendo Japón subió levemente.

* También mejoraron el ambiente las señales que indicaron que Pekín está interviniendo para estabilizar el yuan tras su reciente desplome, aliviando los temores de los inversores de una guerra cambiaria global.

* Pese al apoyo, el yuan seguía cayendo un 0,2%, a 7,0708 unidades por dólar, en los mercados “offshore”. El Banco Popular de China fijó su tasa referencial oficial en un mínimo de 11 años, manteniendo la tensión en los mercados de divisas.

* El agitado ambiente se vio realzado por la continua demanda de monedas y materias primas consideradas de refugio.

* El oro tocó un máximo de seis años, a 1.489,76 dólares la onza y el yen ganaba un 0,2%, a 106,27 unidades por dólar, aunque estaba aún a cierta distancia de los niveles del lunes, cuando se desató el pánico entre los inversores.

* Los bonos del Tesoro estadounidense también retenían gran parte de las ganancias de la semana pasada. Las notas a 10 años mostraban un rendimiento del 1,66%, su cota más reducida desde 2016, entre apuestas de los inversores de una nueva rebaja de las tasas de interés en septiembre.

* El retorno de los papeles alemanes a 10 años cayó a mínimos de récord, profundizando en territorio negativo tras un recorte de tasas mayor del esperado en Nueva Zelanda y débiles datos de producción industrial en Alemania, que dieron más ímpetu al avance del mercado de bonos.

* Los precios del crudo caían cerca de un 0,5%, por temores sobre el potencial perjuicio que podría sufrir la economía mundial y la demanda petrolera ante la guerra comercial.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here