MONTRÉAL, 24 JULIO.- Un conductor que usa la función de “altavoz” para hablar por teléfono, sin tenerlo en la mano o manejarlo, no está infringiendo la ley, asi lo acaba de dictaminar el Tribunal Superior de Quebec.

En este caso, el Tribunal Municipal de Rosemère declaró culpable a un hombre de haber usado un teléfono celular mientras conducía, en contravención del Código de Seguridad Vial.

El individuo en referencia apeló contra esta decisión.

Ante el Tribunal Municipal, un oficial de policía había testificado que había observado al recurrente durante unos quince minutos, mientras este último llevaba un teléfono celular a la oreja izquierda, ingresaba a una estación de servicio y se dirigía en particular a una lava-auto automático.

El conductor tiene otra versión de los hechos: dijo que cuando sonó el teléfono celular, fue su cónyuge, que era un pasajero, quien respondió. Colocó el dispositivo en su mano con la función de altavoz para que la persona que llama pudiera mantener una conversación. Dentro del lavado de autos, dado el ruido ambiental, el recurrente tomó el teléfono celular para escuchar mejor a su interlocutor.

Se prohíbe el uso del teléfono celular mientras se conduce, pero se permite una excepción cuando un conductor usa un dispositivo “manos libres”.

Aquí, el juez había decidido que la función de altavoz del teléfono, mientras estaba en manos del pasajero, no era un dispositivo de tipo manos libres, porque no era “externo” al aparato.

Es un error, dictaminó el juez Mario Longpré de la Corte Superior, quien escuchó la apelación.

Según él, un conductor puede usar un dispositivo manos libres “interno” de un dispositivo, como la función de altavoz. Pero no debe sostener ni manejar el dispositivo, ni usar su pantalla.

¿Significa esta decisión que un conductor puede tocar su teléfono celular para aceptar una llamada y activar el altavoz él mismo, si no tiene un pasajero para hacerlo?

Según esta sentencia, sí, respondió Thierry Rassam, cuando se le preguntó sobre este tema. Es notablemente el presidente de SOS Ticket. Pero el conductor no puede sostener su teléfono celular de ninguna manera: el dispositivo debe estar en un soporte. Luego se puede usar para hablar por teléfono, si se activa mediante un comando de voz o un “control manual simple”, que el conductor puede operar sin distraerse de conducir su vehículo.

“Tiene que ser reparado en el automóvil con un soporte o alguien tiene que sujetarlo por usted”, explicó en una entrevista. Pero si manejas el teléfono, entonces se vuelve ilegal. “

El juicio carece de un poco de claridad, enfatiza.

El Código de Seguridad Vial se modificó recientemente y los juicios comienzan a interpretar esta nueva versión. “Es normal, es nuevo, comienza a aclararse un poco”, juzga Rassam.

El abogado, que se especializa en esta área, encuentra que los quebequenses carecen de información sobre lo que está permitido o no cuando se trata de teléfonos celulares en el automóvil.

Idealmente, le gustaría que la ley misma fuera más clara.

“El uso de teléfonos celulares en el automóvil es muy común y las personas necesitan saber qué pueden hacer. “

¿Y en el lavado de autos?

Con respecto al lavado de autos, el juez tuvo que determinar si el conductor estaba estacionado, lo que lo habría exonerado.

En el caso de este caso, el juez de apelación sostuvo que el conductor solo inmovilizó su vehículo en el lavado de autos y no estacionó. Por lo tanto, confirmó el delito retenido por el juez del Tribunal Municipal.

Él aclara que esta determinación no significa que un automóvil nunca pueda estacionarse en un lavado de autos.

En resumen, el conductor no se salió con la suya porque fue declarado culpable de usar un teléfono celular mientras conducía para la parte del lavado de autos.