SEÚL (AP) — Corea del Norte disparó el domingo al parecer dos misiles balísticos hacia el mar, denunció Corea del Sur, que describió esos actos como “muy inapropiados” en un momento en que el mundo está combatiendo la pandemia del coronavirus.

El Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur señaló haber detectado los proyectiles el domingo en la mañana cuando volaban desde la ciudad de Wonsan, en la costa oriental norcoreana, en dirección al mar entre la península coreana y Japón.

Los proyectiles volaron unos 230 kilómetros (143 millas) a una altitud máxima de 30 kilómetros (19 millas), según el comunicado.

Las autoridades de inteligencia surcoreanas y estadounidenses analizaban más detalles de los lanzamientos.

Las fuerzas armadas describieron esos disparos como “muy inapropiados” dado que sucedieron mientras el mundo lidia con la propagación del nuevo coronavirus e hicieron un llamado a Corea del Norte a que suspenda las acciones militares de ese tipo.

En las últimas semanas, Corea del Norte ha disparado numerosos misiles y granadas de artillería al parecer como parte de sus acciones para mejorar su capacidad militar en medio de un estancamiento de las conversaciones nucleares con Estados Unidos.

Las pláticas continúan paralizadas desde el fracaso de la segunda cumbre entre el gobernante norcoreano Kim Jong Un y el presidente Donald Trump efectuada en Vietnam a principios de 2019.

Todas las armas disparadas recientemente eran de corto alcance y no representaron una amenaza directa contra territorio estadounidense.

Corea del Norte no efectúa pruebas nucleares ni ensayos con misiles de largo alcance desde que emprendió en 2018 la diplomacia nuclear con Estados Unidos.

Si el gobierno norcoreano reanuda las pruebas de sus mayores armas podría estropear por completo las negociaciones, aseguran expertos.

Corea del Norte también efectúa una intensa campaña para impedir la propagación del coronavirus, del que se han infectado más de 660.000 personas en todo el mundo.

Las autoridades norcoreanas han dicho repetidamente que no ha registrado ningún brote viral en su territorio, aseveración puesta en duda por expertos extranjeros.

Muchos especialistas aseguran que un brote en Corea del Norte podría ser terrible porque tiene escasez crónica de equipo médico y una deficiente infraestructura de salud.

Hace una semana, el gobierno de Corea del Norte indicó que Trump envió una carta personal a Kim en la que buscaba mantener buenas relaciones y ofreció cooperación en la lucha contra el coronavirus.

El despacho difundido por la prensa estatal norcoreana no precisa si Trump mencionó alguna de las pruebas más recientes de armas de Corea del Norte.