Sting tiene ya (aunque no lo parezca) 67 años y quizá algunos achaques de salud. El verano está siendo terriblemente caluroso y no es fácil mantener el ritmo de una gira continental sin, a veces, perder las fuerzas.

Quizá esto le ha sucedido a Sting que se ha visto obligado a cancelar tres conciertos en el continente europeo, más concretamente en Alemania, República Checa y Bélgica, esta misma semana.

El artista y su equipo no han especificado las razones de salud que les han forzado a que el artista guarde reposo alejado del ajetreo y del desgaste que provoca subirse a las tablas para ofrecer un show de dos horas ante una entregada multitud.

Sus fans recibirán el importe completo de las entradas que habían contado, así lo ha anunciado Sting mediante una serie de post en Instagram donde explica que “Sting se encuentra indispuesto y sigue indicaciones del médico” por eso no podrá actuar.

Además, también añade que el artista “lamenta de corazón haber decepcionado o haber causado algún inconveniente a los fans”.

Siendo justos y sin saber con exactitud, al menos por el momento, qué le pasa a Sting, cabe destacar que el artista lleva de gira desde el mes de mayo cuando, en París, empezó su tour. Quizá un mes y medio después el cuerpo le ha avisado de que debe frenar el ritmo y para eso está su equipo médico, para controlar de cerca su salud.

Deseando que tenga una pronta recuperación, aquí está el comunicado oficial desde su web por si habías comprado entradas para alguno de los shows cancelados de Sting. Yo seguiré pendiente de su evolución para poder actualizar el post cuando conozca su estado de salud.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here