HALIFAX, Canadá (AP) — Soldados canadienses armados con motosierras se desplegaron a lo largo y ancho de Halifax y en comunidades aledañas para ayudar a limpiar los cables y los árboles que derribó el ciclón postropical Dorian a su paso.

El despliegue de los elementos forma parte de una labor más amplia para lidiar con los apagones que han dejado sin electricidad por dos días a gran parte de la costa de Canadá en el océano Atlántico.

Las compañías de servicios públicos de Nueva Escocia, Nuevo Brunswick y la isla del Príncipe Eduardo han estado trabajando para restablecer la energía a medio millón de clientes.

Aproximadamente 200.000 viviendas y negocios seguían sin electricidad en Nueva Escocia el lunes por la tarde, luego de la cantidad máxima de 400.000 que se registró el domingo.

No se han reportado muertes.

Cerca de 300 soldados de Nuevo Brunswick fueron llamados para ayudar con la limpieza y otros 400 estaban preparados para intervenir cuando fuera necesario.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here