La actriz Sofía Vergara ha decidido que ya es hora de dejar la villa de Beverly Hills en la que vivía hasta ahora con su marido Joe Manganiello y ascender, literalmente, de nivel instalándose en una impresionante mansión en las colinas, que les ofrecerá mucha más intimidad.

Su nueva residencia se encuentra en la exclusiva comunidad privada de Beverly Park, uno de los vecindarios más ricos de Los Ángeles al que solo pueden acceder personas con autorización y donde muchas de las calles no cuentan con ningún tipo de señalización ni aceras, y está estrictamente prohibido sacar fotografías.

Mudarse a este vecindario le ha costado a la intérprete colombiana 26 millones de dólares, pero a cambio disfrutará de una propiedad con piscina, cancha de tenis, pista de baloncesto, spa y un gimnasio equipado con todo lo que podría desear un atleta profesional. La vivienda principal cuenta con seis dormitorios, diez cuartos de baño y varios salones.

Lo que está claro es que una de esas habitaciones se convertirá en la ‘mazmorra’ donde Joe seguirá reuniendo a su selecto club para organizar partidas de ‘Dragones y mazmorras’, tal y como lleva haciendo desde hace años. El sótano que utilizaba en su anterior hogar estaba pensado en un primer momento para albergar un estudio de baile y pilates para Sofía, pero acabó convirtiéndose en el refugio en el que el intérprete de ‘True Blood’ pasa horas jugando con sus amigos famosos como Vince Vaughn, el guitarrista de Rage Against the Machine Tom Morello y los creadores de ‘Juego de tronos’ D.B. Weiss y David Benioff, entre otros.