De dónde saca Shakira la energía y el tiempo para compaginar su carrera como estrella del pop con su vida familiar y la labor benéfica que realiza a través de su fundación Pies Descalzos, y que aún le queden ganas además para seguir formándose a nivel académico, es un misterio.

Hace un mes la cantante confesó a sus seguidores de las redes sociales que, en lugar de aprovechar el período de aislamiento para descansar después de pasar semanas entrenando muy duro para su actuación en la SuperBowl del pasado febrero, se había animado a apuntarse a un curso a distancia impartido por la Universidad de Pensilvania

En aquel momento incluso su pareja Gerard Piqué le tomó el pelo asegurando que era “una sabelotodo” en vista de la materia que había elegido, filosofía antigua, pero lo cierto es que ella necesitaba alguna manera de desconectar mientras estaba encerrada en casa y su trabajo duro ha acabado dando sus frutos.

“Acabo de graduarme de un curso de filosofía antigua”, ha anunciado ahora en Instagram junto a una serie de fotografías en las que muestra su diploma.

La colombiana es la primera en reconocer que el temario que ha estudiado no resulta en principio útil en su profesión, aunque salta a la vista que se siente muy orgullosa de su logro.

“Ya sé que mis hobbies no son prácticos, pero me tomó horas después de poner a dormir a los niños. Gracias a Platón, sus predecesores y a la Universidad de Pennsylvania por la ‘diversión’ de estas cuatro semanas”, ha celebrado.

En su momento Shakira reconoció que este curso le estaba ayudando a pensar “en algo más que ‘La Patrulla Canina'”, los dibujos animados que sus dos hijos, al igual que muchos otros niños, querrán ver a todas horas estos días.