“Los paquetes se identificaron inmediatamente durante los procedimientos de revisión de correo de rutina como posibles dispositivos explosivos y se manejaron adecuadamente como tales”, se lee en una declaración del Servicio Secreto. “Los protegidos no recibieron los paquetes ni corrieron el riesgo de recibirlos”.

La agencia dijo que el paquete dirigido a la señora Clinton, interceptado el martes por la noche, estaba dirigido a su domicilio en Nueva York. El destinado a Obama fue capturado el miércoles por la mañana temprano en Washington, DC

El Servicio Secreto inició una investigación sobre los paquetes para encontrar la fuente y quién los envió.

Los paquetes se entregaron solo dos días después de que se encontró un artefacto explosivo cerca de la casa de George Soros en Nueva York, también en el condado de Westchester.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, condenó enérgicamente las amenazas presentadas contra los Clinton y los Obamas.