NUEVA YORK (AP) — Las autoridades en el estado de Nueva York están solicitando a las personas cubrirse el rostro cuando se encuentren en espacios públicos concurridos.

En tanto, en la ciudad de Nueva York, las autoridades dijeron el miércoles que crearán una reserva de alimentos de emergencia al tiempo que el alcalde pidió ser cautelosos para revivir la economía.

El gobernador Andrew Cuomo dijo que los residentes del estado tendrán que usar máscaras protectoras cuando salgan de sus casas y estén cerca de otros, ya sea en calles transitadas, el transporte público y cualquier situación en la que las personas no pueden mantener una distancia de dos metros.

La orden estatal es similar a recomendaciones ya en efecto en la ciudad de Nueva York y entrará en vigor el viernes.

“Frenar la diseminación del virus lo es todo”, dijo Cuomo en su sesión diaria con la prensa. Agregó que inicialmente no habrá penalizaciones civiles por incumplimiento, pero pidió a los comerciantes implementar la regulación entre sus clientes.

Aunque las hospitalizaciones por COVID-19 se están estabilizando, las autoridades de Nueva York están tratando de reducir las transmisiones en momentos en que suben las muertes. Nueva York registró 752 decesos el martes, para un total de más de 11.000 en poco más de un mes.

El anuncio de Cuomo se produce horas después de que el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, pidió a los comercios que soliciten a los clientes el uso de cubrebocas para proteger a los mismos empleados de un contagio.

De Blasio anunció además un plan de ayuda alimentaria.

En una ciudad en la que 1,2 millones de residentes ya pasaban ocasionalmente trabajo para alimentarse, se espera que la cifra aumente dado que casi medio millón de neoyorquinos han perdido sus empleos o pudieran perderlos en el futuro cercano.

“Nos aseguraremos de que todo el mundo reciba el alimento que necesita”, dijo De Blasio al anunciar un plan de ayuda de 170 millones de dólares.

La ciudad ya está repartiendo 250.000 comidas gratis al día en escuelas y 25.000 para adultos mayores. Las autoridades esperan proveer 10 millones de comidas gratis en abril y que la necesidad aumente a 15 millones en mayo.

Respecto a la economía de la ciudad, vapuleada por el brote, De Blasio dijo que los líderes deben deliberar cuidadosamente las formas de revivirla.

“Yo quiero desesperadamente reiniciar la economía… pero la mejor manera de hacerlo es con cuidado”, agregó, advirtiendo que hacerlo con premura pudiera crear una oportunidad para el regreso del virus.