Durante la cuarentena del coronavirus Selena Gomez ha hecho un directo de Instagram con Miley Cyrus revelando su bipolaridad.

El confinamiento en casa no está siendo fácil para la cantante que sufre ataques de ansiedad y que, además, está atravesando un periodo delicado en cuanto a salud mental. Sin embargo Selena Gomez es una mujer valiente y acaba con el estigma de ser bipolar contándole al mundo que ella no tiene miedo.

Miley Cyrus y Selena Gomez nos han regalado un directo de Instagram de lo más emotivo y sincero. Durante la conversación entre ambas, Selena explica que, a sus 27 años, acaba de ser diagnosticada de trastorno bipolar.

Sel le explica a su amiga que su patología de salud mental le ha sido diagnosticada en el Hospital McLean de Belmont, Massachusetts. Dicho centro es especialista en trastornos de psiquiatría y Gomez revela que no le asusta ser bipolar: “Cuando me diagnosticaron lo tomé con calma y me informé mucho sobre la patología así que no me asusta porqué sé en qué consiste.”

Selena también se sincera con Miley explicando que la cuarentena para ella está siendo dura pero que usa las técnicas y herramientas de control de la ansiedad que aprendió cuando estuvo siguiendo terapia psicológica durante su periodo de depresión.

“A veces tengo que llorar y lloro, lo dejo salir. Pero luego vuelvo a mis herramientas de terapia y me planteo de dónde viene el origen de mi sentimiento para poder gestionarlo. Además, también me ayuda mucho estar ahí para ayudar a otros, eso me da fuerza.”

La honestidad con la que la cantante habla de su salud mental es digna de mención dado que muchas son las celebrities y personas anónimas que sufren a diario (y más durante la cuarentena) ataques de pánico, de ansiedad, atracones o claustrofobia entre otras cosas y el hecho de que Selena diga que es bipolar, puede ayudar e inspirar a muchas personas.

Ante la atenta escucha de Miley Cyrus, durante el directo, Selena Gomez también ha explicado que necesita desconectar de redes sociales porque, algunos días de confinamiento, el tema de exponerse mediáticamente aunque sea online desde su casa, la supera.

Miley está de acuerdo con esta visión y es que su felicidad y su salud mental y anímica son una prioridad siempre. En redes sociales hablar es gratis y ya se sabe que los haters tienen mucho tiempo libre para, desde la más absoluta falta de dignidad, dañar a quienes se exponen ante el mundo siendo tal y como son.

Ahora que Selena ya sigue su tratamiento para el desorden bipolar (que también padece Demi Lovato) podrá seguir curándose y, seguro, será una mujer renovada y más fuerte que antes cuando acabe esta cuarentena.

El valor que ha tenido, el momento escogido y la forma de compartir su diagnóstico médico con el mundo me genera respeto y admiración hasta esta joven cantante que batalla contra sí misma y contra la fama por el bien de su salud mental.