SEÚL, Corea del Sur (AP) — La poderosa hermana menor del líder norcoreano Kim Jong Un asistió a un evento público en Pyongyang por primera vez en más de 50 días, luego de conjeturas periodísticas de que se le había ordenado no aparecer tras la fallida cumbre nuclear con Washington.

Kim Yo Jong es una alta funcionaria del partido gobernante y se cree es la persona de mayor confianza de su hermano. Lo acompañó a sus cumbres con el presidente Donald Trump y el presidente surcoreano Moon Jae-in y asistió con otros funcionarios a las Olimpíadas de Invierno el año pasado en Corea del Sur.

Sin embargo, corrieron los rumores sobre su situación cuando quedó excluida del viaje de su hermano a Vladivostok, Rusia, para una cumbre con el presidente Vladimir Putin. La prensa norcoreana la había mostrado por última vez en una sesión del Parlamento el 12 de abril.

La prensa estatal norcoreana mostró el martes a Kim Yo Jong junto a su hermano, la esposa de éste y altos funcionarios en el Estadio Primero de Mayo, donde miles de gimnastas, bailarines y espectadores con tarjetas de colores trabajaron en perfecta sincronía en el espectáculo “La tierra del pueblo”.

La Agencia Noticiosa Central Coreana (KCNA por sus siglas en inglés) dijo que los ejecutantes realizaron “movimientos rítmicos bellos y elegantes, ejercicios gimnásticos entusiastas, emoción nacional interesante y una rica representación artística”, pero también que Kim Jong Un quedó muy insatisfecho con la exhibición.

Formuló críticas graves a los creadores por su “espíritu de creación equívoca y su actitud irresponsable hacia el trabajo” y les impuso “tareas importantes” a fin de aplicar correctamente la política revolucionaria del país para la literatura y el arte, dijo KCNA.

La prensa estatal suele informar sobre los regaños de Kim a jefes de fábricas, docentes y otros que considera que no cumplen con las pautas. Las exhibiciones gimnásticas masivas eran de rutina en Corea del Norte, pero fueron suspendidas durante varios años mientras se observaba el luto por el padre de Kim y se reanudaron apenas el año pasado.

El diario conservador surcoreano Chosun Ilbo informó la semana pasada, citando una fuente anónima, que Kim Jong Un había ordenado a su hermana que permaneciera fuera de la luz pública tras el fracaso de la cumbre con Trump, que los estadounidenses atribuyeron a los reclamos excesivos de Pyongyang en materia de sanciones a cambio de una reducción muy parcial de su capacidad nuclear.

El diario también informó que Kim había castigado a su principal enviado nuclear, Kim Yong Chol, a quien la prensa norcoreana mostró en la exhibición masiva y en un concierto para esposas de militares.

El enviado Kim Hyok Chol, quien según el Chosun Ilbo había sido ejecutado por traición junto con cuatro funcionarios del ministerio del Exterior, no ha sido visto luego de la cumbre Trump-Kim en Hanoi, Vietnam, en febrero.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here