El jefe de la petrolera rusa Rosneft, Igor Sechin, se reunió esta semana en Caracas con  Nicolás Maduro, a quien reclamó los retrasos en los envíos de crudo diseñados para pagar préstamos, comentaron el sábado dos fuentes con conocimiento de la conversación.

Según la agencia internacional Reuters, la visita no fue informada públicamente y es una de las señales más claras de tensión entre Venezuela y Rusia, uno de sus acreedores clave.

En los últimos años, Moscú se ha convertido en el prestamista de último recurso de Venezuela. El gobierno ruso y Rosneft han entregado al menos 17 mil millones de dólares en préstamos y líneas de crédito a Caracas desde 2006, según cálculos de Reuters.

La petrolera estatal PDVSA está pagando casi todas esas deudas con petróleo, pero una crisis en su industria petrolera la ha dejado en problemas para cumplir sus obligaciones.

Sechin y una gran delegación de ejecutivos se reunieron con funcionarios de PDVSA en un hotel de Caracas esta semana. El presidente de Rosneft también se reunió con Maduro y lo reprendió por el retraso en los envíos de petróleo a cambio de préstamos. “Él trajo información que muestra que estaban cumpliendo con sus obligaciones con China, pero no con ellos”, dijo una fuente con conocimiento de las conversaciones.“Están corriendo en PDVSA debido a esto”, agregó la fuente, que pidió la condición de anonimato porque no estaba autorizada para hablar con la prensa.

La producción de petróleo de Venezuela ha caído a solo 1,17 millones de barriles por día, una baja de un 37 por ciento en el último año, según informes de fuentes secundarias a la OPEP. Ese desplome ha complicado los esfuerzos de PDVSA por enviar unos 380,000 bpd a entidades rusas, como había acordado, según documentos de la petrolera venezolana a los que tuvo acceso Reuters.

Sechin entregó gráficos a Maduro sobre los envíos de petróleo a entidades rusas en comparación con China, dijeron las dos fuentes.

China, que ha invertido más de 50.000 millones de dólares en Venezuela, también recibe pagos en petróleo.