LIMA, 29 mayo (Reuters) – El presidente de Perú, Martín Vizcarra, invocó el miércoles un mecanismo constitucional que le permitiría disolver el Congreso si los legisladores no respaldan su iniciativa de una reforma política, en otro abierto desafío a la oposición.

“El Gobierno ha decidido presentar cuestión de confianza al Congreso de la República respecto de las políticas de Estado de fortalecimiento institucional y lucha contra la corrupción”, dijo Vizcarra en un mensaje a la nación junto a su gabinete y un grupo de gobernadores del país andino.

Según la Constitución peruana, un presidente puede cerrar el Congreso y convocar a nuevas elecciones legislativas si el Parlamento destituye dos veces al gabinete ministerial.

El actual Congreso ya despidió a un gabinete durante este mandato, en la gestión del expresidente Pedro Pablo Kuczynski, que renunció en marzo en medio de acusaciones de corrupción.

Vizcarra, que era su vicepresidente, asumió el mando para completar la gestión que culminará en 2021.