El precio de la cocaína en los valles cocaleros peruanos donde producen ilegalmente la droga narcotraficantes y remanentes de la guerrilla maoísta Sendero Luminoso, cayó 58% por la crisis sanitaria mundial originada por el nuevo coronavirus, informaron el viernes autoridades.

“Se reporta que el precio de la cocaína en el VRAEM cayó 58% por la crisis sanitaria mundial”, indica un informe de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida).

El VRAEM es una franja de la selva peruana que abarca a las regiones de Ayacucho, Huancavelica, Cusco y Junín.

El kilo de cocaína costaba 5.922 soles (unos 1.740 dólares) en enero, y en abril se encuentra en 2.426 soles (unos 734 dólares), señala el reporte del Monitoreo de precios de hoja de coca y de derivados cocaínicos en Zonas Estratégicas de Intervención.

El informe da cuenta que la crisis sanitaria mundial ha provocado un desplome del 46% en el precio del kilo de hoja de coca y la pasta básica de cocaína que cayó en 51%.

“La vulnerabilidad de este mercado ilícito global por efectos de la crisis sanitaria viene afectando directamente en los bolsillos de quienes apostaron sus recursos por los cultivos ilícitos”, dijo el presidente de Devida, Rubén Vargas en la página web de la organización.

El informe recoge la situación de precios durante abril respecto a enero del presente año en el VRAEM, el Huallaga, La Convención-Kosñipata, Puno, las fronteras con Colombia y Brasil.

En el VRAEM se siembran 24.000 hectáreas de las 49.000 de hoja de coca ilegal que existe en el país.

En Perú, el cultivo de hojas de coca es legal hasta una cierta cantidad. Esa producción se destina desde tiempos ancestrales a usos tradicionales, como infusiones, sin embargo unas 11.000 toneladas de hoja de coca tienen destino ilícito.

El grupo armado Sendero Luminoso fue derrotado militarmente hacia el año 2000, pero sus remanentes se ubicaron en el VRAEM que aún se considera zona de guerra.

Perú es, junto con Colombia y Bolivia, uno de los mayores productores mundiales de hoja de coca y de cocaína, según la ONU.