SAO PAULO (Reuters) – La policía del estado de Sao Paulo ultimó el jueves a 10 asaltantes que se disponían a hacer estallar cajeros automáticos en dos bancos, dijeron autoridades.

La Secretaría de Seguridad Pública de Sao Paulo informó que cerca de 25 sospechosos estuvieron involucrados en los intentos de hacer explotar las máquinas para obtener dinero, un delito común en Brasil. Uno de los bancos estaba ubicado al lado de una estación de policía.

Un comandante de la policía dijo a la red de TV Globo que el grupo criminal estaba “preparado para la guerra”. Los atacantes llegaron en cinco vehículos blindados y estaban armados con rifles y armas de alto calibre.

La policía llegó a los bancos y enfrentó a los delincuentes, que huyeron y se enfrentaron con oficiales de la policía en una persecución en la ciudad de Guararema, ubicada a unos 60 kilómetros al este del centro metropolitano de Sao Paulo.

Los sospechosos irrumpieron en un hogar en un momento dado y mantuvieron a los residentes como rehenes, “pero la policía logró liberarlos”, dijo el comunicado oficial sin dar más detalles. Ningún policía resultó herido durante la operación. No estaba claro si algún sospechoso estaba bajo custodia.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here