El actor Pierce Brosnan no ha dudado en aprovechar su última entrevista para matizar ligeramente las declaraciones que ofreció en agosto del año pasado acerca de ese “sentido del humor” que, en su opinión, habían perdido las últimas películas de la saga 007, concretamente las protagonizadas por su sucesor Daniel Craig desde el año 2006.

Pese a que sigue reconociendo que no son precisamente sus favoritas debido al enfoque demasiado oscuro e incluso trascendental que las definiría hoy en día, el intérprete irlandés ha querido dejar claro que la “maravillosa” interpretación que del espía James Bond hace su compañero de profesión nunca ha recibido críticas por su parte, más bien todo lo contrario.

“No son lo mío, no son el tipo de películas que me gustan. Pero tengo que decir que admiro mucho a Daniel, de verdad. Le admiro por todo su trabajo y también por sus películas de James Bond. Es un gran actor y creo que ha hecho un trabajo maravilloso a lo largo de estos años”, ha explicado el artista de 66 años en una extensa conversación con la revista Esquire.

El que fuera protagonista de cuatro títulos de la franquicia de acción -‘Goldeneye’ (1995), ‘El mañana nunca muere’ (1997), ‘El mundo nunca es suficiente’ (1999) y ‘Muere otro día’ (2002)- se convirtió en una estrella planetaria gracias al personaje que, si nadie lo remedia, abandonará el citado Craig tras el estreno de la cinta número 25 de la saga en 2020. No obstante, el propio Brosnan ha querido echar la vista aún más atrás en el tiempo para recordar su trabajo conjunto con el malogrado Robin Williams en la no menos aclamada ‘Señora Doubtfire (1993).

“Lo mejor de todo fue ser testigo de su gran humanidad, que alcanzaba a todas las personas, también el amor que sentía por la gente y el goce con el que vivía la vida. Oh, Robin, de verdad que su muerte me sigue doliendo muchísimo. Le echo terriblemente de menos”, se ha sincerado.