México, 30 abr (EFE).- El producto interno bruto (PIB) de México se contrajo 1,6 % en el primer trimestre de 2020 respecto al mismo periodo del año anterior en uno de sus peores desplomes desde la Gran Recesión, según cifras preliminares divulgadas este jueves por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En este periodo, el PIB registró un alza de las actividades agropecuarias (1,5 %), contrarrestada por la caída de las actividades industriales (3,2 %) y terciarias (0,9 %).

De acuerdo con cifras desestacionalizadas (sin factores coyunturales por temporada), el PIB cayó 1,6 % en comparación con el trimestre anterior.

La crisis del coronavirus se empezó a sentir con fuerza en marzo en México con la caída del turismo, las bolsas y la depreciación de su moneda, entre otros. A finales de ese mes se decretó la emergencia sanitaria y se paralizaron las actividades no esenciales.

En el primer trimestre, las actividades terciarias crecieron 0,5 % frente al cuarto trimestre del 2019, mientras que las secundarias cayeron 1,4 % y las terciarias 1,4 %.

México lleva más de un año con un crecimiento económico trimestral prácticamente nulo o negativo.

La economía mexicana se contrajo 0,1 % en cada trimestre desde el periodo octubre-diciembre de 2018 hasta el lapso abril-junio, y en el tercer trimestre de 2019 el crecimiento fue nulo frente a los tres meses anteriores, de acuerdo con el Inegi.

El decrecimiento anual del 0,1 %, marcado por la caída de la industria, se ajustó a las previsiones de instituciones oficiales y expertos para 2019.

Los datos definitivos para el primer trimestre de 2020 del PIB se darán a conocer el próximo 26 de mayo.

La crisis del coronavirus ha agravado los síntomas de una economía ya muy debilitada.

Con un pronóstico de -6,6 %, el Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó que México será la tercera economía latinoamericana más afectada este año, solo detrás de Venezuela y Belice.

A esto se suman otros pronósticos del -6,5 % de la Cepal o del -6 % del Banco Mundial.

El Gobierno mexicano pronostica una caída de hasta -3,9 % mientras que el Banco Mundial estima -6 %, entre otras previsiones.

Por la parálisis del comercio internacional y de las actividades no esenciales, como decretó el Gobierno el 30 de marzo, la actividad industrial caería 8,5 % este año y podrían perderse más de un millón de empleos, según analistas.

No obstante, el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador prevé una rápida reactivación económica con el apoyo de la economía local y la entrada en vigor el 1 de julio del nuevo tratado comercial de México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

El PIB de la mayor economía latinoamericana después de Brasil aumentó 2,1 % en 2018 y en 2017, cifra inferior al 2,9 % registrado en 2016 y al 2,6 % de 2015.