LIMA, 17 ago (Reuters) – La estatal Petroperú dijo el lunes que recuperó el control de la estación de su oleoducto invadida hace dos semanas por nativos del Amazonas armados con lanzas, tras un acuerdo sobre proyectos de desarrollo social y atención médica por el coronavirus.

La compañía informó en un comunicado que tras el acuerdo alcanzado el sábado, los trabajadores de Petroperú retornarán gradualmente a sus instalaciones para evaluar el estado actual de la estación de bombeo de crudo, ubicada en la provincia de Datem Marañón de la región de Loreto.

Jorge Pérez, presidente de la organización local de derechos indígenas ORPIO que participó en las negociaciones, dijo que el miércoles se realizará una reunión entre líderes indígenas, la empresa y el nuevo primer ministro de Perú, Walter Martos, en la ciudad de Iquitos, Loreto, para definir los proyectos sociales.

Entre los proyectos que demandan los nativos figuran la construcción de un hospital, una carretera, un aeropuerto y la instalación de una sucursal bancaria estatal, afirmó.

“Gracias a este acuerdo, hemos facilitado el regreso de la estación 5 del oleoducto de Petroperú y confiamos en que se puedan cerrar las brechas sociales en la Amazonía”, dijo Pérez a Reuters en una conversación telefónica.

La toma de una de las estaciones de Petroperú obligó a la compañía a paralizar el bombeo de crudo, un día después de haber reiniciado la operación de su oleoducto que cruza la selva norte de Perú hasta su refinería en la costa del Pacífico.

“Se tiene previsto ejecutar un plan de habilitación que permita reiniciar las operaciones de bombeo y transporte seguro de hidrocarburos, en estricto cumplimiento de los protocolos de seguridad, contemplados en el Plan de Vigilancia, Prevención y Control del COVID-19 de Petroperú”, manifestó la empresa.

Los nativos del Amazonas exigen la instalación de centros de salud y suministro de medicinas para hacer frente al coronavirus en zonas remotas, en otro foco conflicto social desatado mientras el país enfrenta un rebrote de la pandemia.

Hace una semana, tres indígenas del Amazonas murieron y 17 personas entre residentes y policías resultaron heridas luego de un choque con las fuerzas de seguridad por un conflicto con la petrolera canadiense PetroTal Corp.

Los casos de coronavirus en Perú ascendieron el domingo a 535.946, la segunda cifra más alta de contagios en América Latina; mientras los fallecidos sumaron 26.281. Con ello, la tasa de muertos en Perú respecto a su población se ubicó en 80,6 por cada 100.000 habitantes, la más alta de la región.

(Reporte de Marco Aquino, Editado por Juana Casas)