LIMA, 12 Oct (AP) — Brasil se floreó en su debut en las eliminatorias de la Copa del Mundo frente a Bolivia, pero su técnico Tite entiende que las circunstancias serán distintas el martes.

El estreno de los pentacampeones mundiales salió a pedir de boca, goleando 5-0 a Bolivia en Sao Paulo. A todas luces el seleccionado más débil de Sudamérica, los bolivianos enviaron a Brasil un equipo alterno, optando por guardar fuerzas para recibir el martes a Argentina en la altura de La Paz.

Brasil viaja a Lima para medirse contra Perú, un equipo que se clasificó al último Mundial y que viene de extraer un empate 2-2 ante Paraguay en Asunción.

“El desafío es diferente, con un equipo de nivel técnico superior, con un físico superior”, dijo Tite el lunes. “Nos enfrentaremos a un oponente más fuerte en circunstancias más fuertes”.

Hace más de un año, como local, Brasil doblegó 3-1 a Perú en la final de la Copa América.

Pese a una incontestable superioridad ante Bolivia, la victoria del viernes pasado no cautivó a la crítica y afición en Brasil. Tite pondrá a prueba si Casemiro y Douglas Luiz, en la zona de contención del mediocampo, responden bien ante un adversario más exigente.

Después de firmar un doblete, Roberto Firmino parece afianzarse como titular, apropiándose de la posición de centrodelantero que inicialmente parecía reservada para Gabriel Jesus, quien no fue convocado debido a una lesión.

Neymar se entrenó el domingo, señal que se ha recuperado de las molestias en la espalda que le afectaron la semana pasada.

Pero Tite no quiso adelantar el once titular que saldrá a la cancha del Estadio Nacional.

En la vereda peruana, el técnico Ricardo Gareca advirtió que su equipo no puede salir a especular.

“Estamos en condición de local, ir a buscarlo”, dijo el estratega argentino. “Teniendo las precauciones lógicas de tener que enfrentarlo”.

“Nosotros no presupuestamos perder con nadie”, añadió. “Por nuestra cabeza pasa solamente la posibilidad de ganar”.

Perú ha iniciado las eliminatorias sin su goleador histórico Paolo Guerrero por una lesión en la rodilla derecha. Pero La Blanquirroja salió a flote en la visita a Paraguay gracias a un doblete de André Carrillo.

La duda en el once de Gareca es el volante Christian Cueva, lesionado en el último entrenamiento, y esperará hasta poco antes del partido para decidir si juega. Recuperado de una lesión, Jefferson Farfán volvería como titular en detrimento de Raúl Ruidíaz.

El partido se jugará sin público en las gradas, luego que las autoridades locales rechazaron el pedido de la federación peruana de tener asistencia limitada.