Los negocios de propiedad de latinos son el segmento de más rápido crecimiento en Estados Unidos con un aumento de 34 % en la última década, en comparación con el 1 % del resto de negocios, afirmó un informe presentado este viernes.

Igualmente, lograron mantener su avance a pesar de la gran recesión de 2007, evitando un aumento del desempleo de cerca de 10 puntos porcentuales, indicó el estudio realizado por la Iniciativa Empresarial Latina de Stanford (SLEI).

Destacó que de no ser por los negocios latinos, después de la recesión Estados Unidos hubiera tenido en 2012 menos negocios activos que en 2007.

“Los negocios de latinos no solo son los de más rápido crecimiento en el país sino que han demostrado una fuerza especial para sobrevivir en momentos críticos”, dijo a Efe Marlene Orozco, analista líder de SLEI.

Estas empresas no solo destacan por su rápido crecimiento sino por su efectividad, destacó Paul Oyer, decano asociado senior de Asuntos Académicos y profesor de Economía de Stanford GSB (Escuela de Negocios para Graduados), y asesor del cuerpo docente de SLEI.

Así, 61 % de los negocios de propiedad de latinos obtuvieron ganancias en los últimos 12 meses, informó Oyer en la presentación del reporte en Stanford.

De igual forma, estos negocios están abriendo su propio espacio en el campo de la tecnología, destacó Orozco en su presentación en el Quinto Foro Anual del Estado del Empresariado Latino.

En promedio, 8 % de los negocios propiedad de latinos son compañías que desarrollan o venden tecnología y programas de computación (software).

La importancia de este sector empresarial se resalta si su producto interno bruto se compara con otras naciones.

“Si los latinos americanos tuvieran su propia nación, tendrían el séptimo producto interno bruto (GDP) del mundo, con 2,13 billones de dólares”, señaló a Efe Michael Tejo, investigador de Latino Donor Collaborative.

En la actualidad, aproximadamente uno de cada siete negocios operativos es propiedad de un latino, según los datos de SLEI.

Otra característica del espíritu empresarial latino es “trascender su vecindario” para penetrar mercados no latinos. Orozco anotó que estos negocios están localizados en todas las regiones de Estados Unidos, con cerca de 65 % de ellos ubicados en vecindarios de mayoría no latina y atendiendo principalmente consumidores no latinos.

No obstante, pese a su empuje y crecimiento, este importante sector empresarial del país enfrenta dificultades en su desarrollo. Al empezar pequeños, muchos de estos negocios no logran un desarrollo sostenido y pocos pueden lograr ventas de más de un millón de dólares al año, lo que se refleja en sus utilidades.

“Las empresas de propiedad de latinos tienden a permanecer más pequeñas que las firmas de propiedad de blancos no hispanos”, con un promedio de ganancias de 1,2 millones por año de los empleadores latinos, comparado con 2,3 millones de las firmas de blancos no hispanos.

El crédito es otro de los obstáculos importantes de muchos de estos negocios de origen hispano, resaltó Orozco.

Una cuarta parte de los negocios cuyo dueño es latino depende de la calificación de crédito de su propietario para obtener financiación. Algunos pequeños empresarios se ven forzados a usar su tarjeta de crédito para financiar su negocio.

“Es importante que estos dueños de negocios pequeños encuentren caminos financieros viables para desarrollar sus negocios”, dijo Oyer en el foro realizado en Stanford.

Jovita Carranza, quien recientemente asumió como directora de la Administración de Pequeños Negocios (SBA) del Gobierno de Estados Unidos, garantizó que trabajará para el impulso de los pequeños negocios.

“Estoy decidida a utilizar el poder de la SBA para ayudar a brindar aun más prosperidad a las pequeñas empresas de Estados Unidos”, dijo Carranza en declaración enviada Efe.

A pesar de las dificultades, los negocios propiedad de latinos reportaron un promedio crecimiento de ganancias brutas de 14 %, sobrepasando el crecimiento de la economía delo país en 2019.

Un análisis complementario, presentado esta semana por Wallet Hub, encontró que los estados de California, Nueva Jersey, Nueva York, Florida y Hawai son los más beneficiados en relación a tener el mayor porcentaje de trabajos generados por negocios de propiedad de inmigrantes.

Por su parte Dakota del Norte y Dakota del Sur, Iowa, West Virginia y Misisipi son los estados que presentan menos porcentaje de empleos generados por los negocios de extranjeros.

Con un crecimiento asombroso pero con obstáculos por superar, los latinos son en definitiva un importante motor del producto interno bruto del país, se destacó en el foro.

“Dado el amplio e históricamente creciente número de los negocios de latinos existe una inmensa brecha de oportunidad en el desarrollo y crecimiento de estas compañías”, concluyó el informe al recomendar que las políticas públicas busquen favorecer los negocios pequeños propiedad de minorías.