WASHINGTON (AP) — Reguladores federales en Estados Unidos aplicaron el miércoles una multa de 5.000 millones de dólares a Facebook por violaciones a la privacidad e instituyeron una mayor supervisión y restricciones a su negocio, pero consideraron que el director general Mark Zuckerberg sólo fue responsable personalmente en un sentido limitado.

La multa es la más grande que la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC por sus siglas en inglés) haya aplicado a una empresa tecnológica, aunque no afectará mucho a una empresa cuyos ingresos sumaron 56.000 millones de dólares el año pasado.

Como parte del acuerdo con los reguladores, Zuckerberg deberá ahora certificar personalmente el cumplimiento de los programas de privacidad de Facebook. Las certificaciones falsas podrían significarle sanciones civiles o penales a Zuckerberg, agregó la FTC.

Algunos expertos piensan que la FTC debería multar directamente al CEO o limitar fuertemente su autoridad sobre la empresa.

“La magnitud de la multa de 5.000 millones de dólares y la amplia mitigación de conducta no tienen precedentes en la historia de la FTC”, dijo en un comunicado el presidente del organismo, Joe Simons. Añadió que el objeto de las nuevas restricciones es “modificar la cultura de privacidad de Facebook para reducir la probabilidad de nuevas infracciones”.

Facebook no reconoció haber cometido delito alguno como parte del acuerdo.

Dos de los cinco miembros de la comisión se opusieron al acuerdo y dijeron que hubieran preferido un juicio para aplicar penas más severas.

El principal abogado de Facebook, Colin Stretch, dijo que el acuerdo de la FTC con la compañía permitirá una gestión más rigurosa de la privacidad de los usuarios, como por ejemplo más controles técnicos que automaticen mejor las salvaguardas de privacidad.

Facebook también pagará una multa de 100 millones de dólares a la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC por sus siglas en inglés) para saldar las acusaciones de que hizo revelaciones engañosas sobre el riesgo de uso indebido de los datos de los usuarios de Facebook. Aunque Facebook tampoco está admitiendo oficialmente que haya hecho algo malo, Stretch dijo en un blog que Facebook debería haber revelado más a los inversionistas.

La FTC inició su investigación el año pasado al revelarse que la firma recolectora de datos Cambridge Analytica recolectó detalles personales de hasta 87 millones de usuarios de la red social sin su conocimiento.

La agencia dijo el miércoles que como resultado de un año de investigaciones, el Departamento de Justicia alegará que Facebook “utilizó reiteradamente revelaciones y ajustes engañosos para socavar las preferencias de privacidad de los usuarios”.

La agencia también está demandando a Cambridge Analytica por las violaciones de la privacidad y alcanzó un acuerdo con su antiguo director ejecutivo, Alexander Nix, y con un investigador externo, Aleksandr Kogan, quien desarrolló la aplicación de Facebook que recolectó decenas de millones de datos personales de usuarios.

Cambridge Analytica se declaró en bancarrota y no ha resuelto las acusaciones, pero Kogan y Nix han acordado aplicar restricciones sobre la forma en que llevarán a cabo sus negocios en el futuro. El acuerdo requiere que eliminen o destruyan toda la información personal recopilada.

La multa de la SEC también se aplica a Cambridge Analytica. La SEC dijo que durante dos años Facebook mostró el uso indebido de datos como una hipótesis, a pesar de que sabía que terceros desarrolladores habían hecho un uso indebido de los datos de los usuarios. Ese uso indebido se descubrió en 2015, según la SEC, pero Facebook no corrigió su divulgación actual durante más de dos años. Cuando la compañía reveló el incidente en marzo de 2018, su acción en bolsa bajó.

Stretch dijo que el manejo de Facebook en el caso de Cambridge Analytica fue “un abuso de confianza entre Facebook y la gente que depende de nosotros para proteger sus datos”.

La FTC investigó si Facebook violó un acuerdo de 2012 con los reguladores federales con el incumplimiento de sus promesas de privacidad a los usuarios. Ese acuerdo obligaba a la red social a obtener el consentimiento de los usuarios para compartir sus datos personales en formas que anulaban sus disposiciones de privacidad.

Según la agencia, las revelaciones engañosas de Facebook sobre los ajustes de privacidad le permitían compartir la información personal de los usuarios con terceras aplicaciones que sus amigos podían descargar sin permiso de los propios usuarios.

Los defensores de la privacidad han presionado a la FTC para que imponga límites a cómo Facebook puede rastrear a los usuarios. Esto probablemente afectaría sus ingresos por publicidad, que se basan en la capacidad de mostrar a los usuarios avisos publicitarios ajustados a sus preferencias y conducta.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here