LIMA, 9 ago (Reuters) – Al menos tres indígenas del Amazonas de Perú murieron y 17 personas entre pobladores y policías resultaron heridas en medio de un conflicto de residentes con la petrolera canadiense PetroTal Corp, dijo el domingo el ministro de Interior, Jorge Montoya.

La firma informó por su parte que tras los hechos paralizó las operaciones en su campo de producción de petróleo ubicado en la región Loreto al noreste del país, donde extrae alrededor de 12.000 barriles de crudo diario.

El choque entre indígenas y la policía se produjo en las primeras horas del domingo en las afueras de las instalaciones del campamento de PetroTal, luego de que unos 70 pobladores provistos de lanzas llegaron al lugar exigiendo la paralización de producción del denominado Lote 95, dijo el ministro.

“Lamentamos los hechos ocurridos. La cifra inicial que tenemos es que hay tres pobladores fallecidos, además de 11 heridos. Por el lado de la policía tenemos seis heridos”, dijo Montoya a la estación de televisión local Canal N.

PetroTal refirió en un comunicado que los hechos de violencia en “el intento de toma” de sus instalaciones fueron realizados por el mismo grupo de pobladores que a inicios de agosto invadió una estación del oleoducto de la estatal Petroperu, que tuvo que frenar el bombeo de crudo.

Representantes de los pobladores en conflicto no estuvieron disponibles para realizar sus comentarios sobre los hechos.

La organización local de derechos de los indígenas ORPIO dijo en un comunicado que los nativos de la zona están demandando atención a las firmas petroleras en medio del brote de contagios del coronavirus en las comunidades del Amazonas.

“Solo llevaron sus flechas como herramienta de defensa ancestral, de uso tradicional y cultural con el objetivo de manifestar su rechazo e indignación por parte de las autoridades de la empresa petrolera y el Estado ante el abandono y muerte de sus familiares por falta de tratamiento, medicinas por culpa del COVID-19”, dijo la organización ORPIO.