En Occidente vivimos en nuestra burbuja particular, aquella en la que parece que sobra el dinero y los fabricantes de móviles se empeñan en demostrar que lo imposible es posible y lo inalcanzable, muy cerca de nuestras manos (y bolsillos). Todo parece girar en torno a los nuevos iPhone y Samsung Galaxy, terminales que ya asumimos que superan los mil euros. Pero en otro punto del planeta, la fuerza de los números nos muestra justo lo contrario: el teléfono que mueve masas cuesta unos 20 dólares, tal y como cuenta el WSJ.

A fin de cuentas ¿para qué necesitamos realmente un teléfono móvil? En nuestro mundo, mayoritariamente para dar vida a redes sociales y disfrutar de Netflix y demás plataformas, pero en grandes potencias como India, el móvil lo es absolutamente todo. En este sentido, el mercado ha orientado a los fabricantes hacia un móvil todo terreno, que sirva como hot-spot para hacer tethering y en torno al cual gira toda la comunicación de la familia y también sus momentos de ocio. Fabricantes como JioPhone están haciéndose de oro con el producto realmente estrella del país: un ‘feature phone’ de apenas 20 dólares.

Como un Nokia de hace años

Desde este lado del mundo miraríamos asombrados si alguien, en una cena, pone encima de la mesa un terminal de estas características: nos encontramos frente al clásico diseño de los Nokia en sus años dorados, con teclas físicas y una pantalla reducida en torno a la cual gira todo. ¿Por qué triunfa un modelo que ya nos parece anacrónico? En primer lugar, por su precio: por poco más de 20 dólares cuentas con un móvil con conexión 4G capaz de reproducir música en streaming y con una batería que dura toda la semana, eso por no mencionar su resistencia ante golpes y caídas.

Una persona de ventas muestra las características del JioPhone mientras posa para una fotografía en una tienda de Jio en las afueras de Ahmedabad, India. REUTERS / Amit Dave
Una persona de ventas muestra las características del JioPhone mientras posa para una fotografía en una tienda de Jio en las afueras de Ahmedabad, India. REUTERS / Amit Dave

Se trata de móviles más cercanos al uso real del dispositivo del país y en donde el operador, por poco más de 2 dólares al mes, ofrece tarifa plana de datos y llamadas con la que cualquier ciudadano puede estar 100% conectado. Se trata de una forma accesible y racional de eliminar las barreras y permitir que cualquier ciudadano pueda acceder a internet y estar conectado desde cualquier lugar.

Eso sí, el peaje a pagar es una falta de funciones sofisticadas ni sensores y una cámara de fotos insultantemente básica para los cánones del primer mundo, aunque ninguna de estas prestaciones son realmente importantes en el uso real en ese mercado.

Al calor de estos dispositivos, una plataforma, KaiOS, se está abriendo camino estando totalmente adaptada a la escasa potencia de estos móviles y sus limitaciones. Sí, KaiOS está desplazando a Android en este millonario mercado que no termina de crecer. Una nueva realidad a la que somos ajenos en Occidente.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here