Monica Lewinsky abandonó una entrevista en vivo al ser preguntada por Clinton

La exbecaria de la Casa Blanca acusó que no se acordó tratar este tema en la entrevista. El público presente aplaudió su decisión

La conferenciante y exbecaria de la Casa Blanca, Monica Lewinsky, abandonó una entrevista en Jerusalén tras ser preguntada por el expresidente estadounidense Bill Clinton, porque, según explicó, “no era lo acordado”.

Tras ofrecer una ponencia sobre los peligros de internet, en una conferencia organizada por el canal de noticias Hadashot, Lewinsky se sentó para ser entrevistada por la popular periodista Yonit Levi, y en la primera pregunta -“¿aún espera que Clinton se disculpe?”- se excusó y abandonó el estrado.

“Lo siento mucho, no voy a poder hacer esto”, dijo Lewinsky antes de posar el micrófono, según se vio en directo en Hadashot.

La relación de la exbecaria, cuando tenía 22 años, con el entonces presidente de Estados Unidos, fue un elemento importante en las acusaciones de perjurio y obstrucción a la justicia al exmandatario, de las que fue exonerado.

Después de abandonar la entrevista, Lewinsky se refirió al incidente en Twitter explicando que Levi le había propuesto la pregunta sobre Clinton en la reunión que mantuvieron el día anterior y que ella le había respondido claramente qué temas estaba dispuesta a tratar y qué temas no.

“Cuando me hizo la pregunta en el escenario, en flagrante desprecio por nuestro acuerdo, entendí que me habían engañado. Me fui porque es más importante que nunca que las mujeres se defiendan y no permitan que otros controlen sus narrativas”, escribió Lewinsky.

Cuando ya se iba, se oyeron aplausos del público