La Guardia Nacional lanzó gases lacrimógenos y piedras para impedir que cientos de migrantes organizados en una caravana logren cruzar de Guatemala hacia México por el río Suchiate.

Los migrantes lanzaron piedras a los elementos de la Guardia, quienes las arrojaron de vuelta.

Una gran cantidad de migrantes se encuentra en las orillas del río, que debido a su bajo nivel, se puede cruzar a pie. Una joven migrante resultó herida y fue trasladada para recibir atención médica.

La trifulca entre migrantes y elementos de la Guardia se dio luego de que el gobierno federal rechazó otorgar permisos a migrantes para que crucen legalmente por México hacia Estados Unidos.

El Instituto Nacional de Migración (INM) ofreció que ingresen a México grupos de 40 migrantes, aunque esto no significa que se les dará algún tipo de documento, pues se analizará caso por caso.

Tras la negativa del gobierno, algunos migrantes comenzaron a intentar cruzar hacia México por el río Suchiate, frontera natural con Guatemala.

Esta mañana, los migrantes leyeron una carta dirigida al presidente Andrés Manuel López Obrador en la que solicitan el salvoconducto, sin embargo, en días pasados la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero señaló que no se otorgarán estos permisos a los migrantes.

El INM reconoció este domingo que la mayoría de los migrantes que ingresaron a México el fin de semana serán deportados.

El grupo se encuentra en el puente internacional Rodolfo Robles, que une México y Guatemala, y se encuentra cerrado y vigilado por elementos antimotines mexicanos.

En un comunicado, el INM señaló que los extranjeros que entren a México deberán cumplir con la Ley de Migración y hacerlo de manera regulada, segura y ordenada.

“Las disposiciones jurídicas no establecen una calidad migratoria de tránsito, razón por la cual, no es posible obsequiar positivamente su petición” de otorgar un permiso para solo cruzar el país.