LONDRES, 9 jul (Reuters) – Meghan, la duquesa británica de Sussex, solicitó el jueves una orden judicial para evitar que el editor del periódico sensacionalista Mail on Sunday divulgue los nombres de cinco amigas que podrían ser testigos en una disputa legal en curso, según una presentación judicial.

Meghan, esposa del príncipe Enrique, nieto de la reina Isabel, está demandando a la editorial Associated Newspapers por artículos que el Mail on Sunday imprimió el año pasado que incluían partes de una carta escrita a mano que envió a su padre, Thomas Markle, en agosto del 2018.

Markle y su hija no han hablado desde que no se presentó en la boda de su hija con Enrique en mayo del 2018, luego de someterse a una cirugía cardíaca y de las noticias de que había posado con un fotógrafo de paparazzi.

El Mail justificó la publicación de la carta diciendo que cinco amigos no identificados de Meghan habían dado su versión de los eventos en entrevistas con la revista estadounidense People.

Su equipo legal dijo que no era cierto que ella hubiera autorizado o arreglado que sus amigos le contaran al tabloide sobre la carta, y el jueves dijo que los periódicos asociados amenazaban con publicar sus nombres.

“Estas cinco mujeres no están siendo juzgadas, y yo tampoco. El editor del Mail on Sunday es el que está siendo juzgado”, dijo Meghan en una declaración de testigos ante el Tribunal Superior de Londres revisada por Reuters.

“Cada una de estas mujeres es una ciudadana privada, una madre joven, y cada una tiene un derecho básico a la privacidad”, agregó, y dijo que sus nombres habían aparecido en una sección confidencial de sus documentos legales.

Meghan, Harry y su bebé Archie están viviendo en Los Ángeles después de haber renunciado a sus deberes reales a fines de marzo, en parte debido a la intensa intrusión de los medios en sus vidas.