LIMA, 30 Sep (AP) — Médicos y trabajadores sanitarios de Perú, uno de los países más afectados por la pandemia del nuevo coronavirus, exigieron el martes aumentos de sueldos y otras reivindicaciones económicas.

Las salas de emergencias, de cuidados intensivos y los cuartos de hospitalización funcionaban con normalidad pero estaban suspendidas las consultas y las cirugías programadas con anticipación.

Teodoro Quiñones, secretario de los médicos de la seguridad social, dijo que el gobierno no ha cumplido con los aumentos de sueldos prometidos a inicios de año y los bonos por laborar en épocas de pandemia. “Pedimos respeto al trabajo y mejores condiciones”, comentó.

También se unieron a la protesta un grupo de médicos jóvenes cuyos contratos son precarios y no incluyen todos los derechos laborales de los que gozan los galenos más antiguos.

En Perú los médicos ganan sueldos diversos, pero en el sector público el promedio es de 985 dólares al mes. La mayoría trabaja adicionalmente en hospitales privados para llevar más dinero a su casa.

Según la Defensoría del Pueblo existen más de 4.000 trabajadores de la salud -incluidos médicos, enfermeros y laboratoristas- que no tienen seguros de salud, vida y riesgo laboral ni derecho a licencias en caso de que les diagnostiquen coronavirus.

Un total de 166 médicos han fallecido a causa del nuevo coronavirus. La desatención del sistema sanitario peruano durante décadas quedó desnuda en la pandemia, que hasta ahora ha dejado más de 32.000 muertos y 808.000 contagiados.

Según el Centro de Ciencia e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins, Perú es el sexto país con más casos de COVID-19 en el mundo.