ASUNCIÓN, 20 dic (Reuters) – El intendente de Asunción, Mario Ferreiro, renunció sorpresivamente al cargo el viernes, horas después de que funcionarios de su entorno fueran imputados en medio de una investigación por corrupción.

Ferreiro, un expresentador de noticias de un partido de izquierda, dijo en una conferencia de prensa que daba un paso al costado para “precautelar el funcionamiento correcto de la ciudad”, una medida que dejó en crisis a la comuna.

“Me invoca una situación injusta y de mala fe (…) es un gesto de grandeza para que Asunción siga funcionando”, dijo Ferreiro de 60 años, quien fue candidato a presidente en las elecciones generales del 2013 luego de trabajar por tres décadas en medios de comunicación de Paraguay.

La dimisión se produjo horas después de que la fiscalía allanara oficinas de la intendencia capitalina, tras una denuncia por la supuesta existencia de un esquema de recaudación paralela. Seis funcionarios cercanos al intendente fueron imputados en el caso.

Ferreiro asumió en el 2015 cuando ganó las elecciones para acabar con 15 años de administración del gobernante Partido Colorado y su mandato debía terminar a finales del 2020. La Junta Municipal tenía previsto reunirse más tarde el viernes para decidir quién será el nuevo jefe municipal.