LONDRES (Reuters) – Manifestantes contra el cambio climático arrojaron el martes pintura roja sobre la embajada brasileña en Londres, para protestar contra el daño a la selva amazónica y lo que describieron como violencia contra los pueblos indígenas que viven en esa región.

Dos activistas del grupo “Extinction Rebellion” se subieron a una estructura de vidrio sobre la entrada de la embajada y otros dos se pegaron a las ventanas.

La fachada del edificio diplomático estaba manchada con impresiones rojas de manos y manchones de ese mismo color, junto a consignas pintadas como “No más sangre indígena”, “Detengan el Genocidio” y “Por la naturaleza”.

“Extinction Rebellion”, que causó una interrupción generalizada en el centro de Londres durante varias semanas a principios de este año, dijo que la protesta tenía como objetivo criticar al Gobierno de Brasil por “los abusos a los derechos humanos y ‘ecocidio’ por parte del Estado”.

El grupo dijo que se estaban llevando a cabo acciones similares en Chile, Portugal, Francia, Suiza y España.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here