La cantante Madonna ha regresado a las redes sociales para aclarar algunos de los comentarios que hizo pocos días antes con respecto a su convalecencia motivada por el contagio del coronavirus, así como para desmentir varios de esos supuestos malentendidos que habrían generado sus palabras, según se desprende del tono de indignación que ha exhibido en su última publicación de Instagram.

De esta forma, la reina del pop ha explicado que contrajo la enfermedad probablemente hace unas “siete semanas”, al igual que algunos de sus bailarines y miembros del cuerpo técnico, y cuando todavía se encontraba inmersa en su gira de conciertos ‘Madame X’, concretamente en la última serie de recitales celebrados en París.

“Y solo para aclarar las cosas ante esa gente que prefiere creer los titulares sensacionalistas que hacer sus propias investigaciones sobre la naturaleza de este virus. No estoy actualmente enferma. Cuando das positivo en anticuerpos significa que has tenido el virus, lo que está claro porque estuve muy enferma durante siete semanas, al igual que otros artistas de mi espectáculo. Todos pensamos que simplemente había sido una gripe fuerte”, ha señalado.

Por tanto, la diva de 61 años ha recalcado que se encuentra “sana y muy bien” en estos momentos, tanto como esos integrantes de su equipo que pasaron por la misma experiencia. La intérprete ha finalizado su improvisado comunicado apelando a la responsabilidad de los periodistas y de sus propios seguidores, instándoles a que se informen debidamente antes de sacar conclusiones precipitadas sobre ella. “La información es poder”, ha sentenciado en su nota.