Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea han aprobado el acuerdo de retirada de Reino Unido de la UE que estipula las condiciones del divorcio entre ambas partes así como la declaración sobre sus futuras relaciones. Así lo ha confirmado el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, poco más de media hora después de iniciada la cumbre.

Tras la luz verde de los países de la UE, un formalismo después de las arduas negociaciones de los últimos días en torno a Gibraltar y las exigencias pesqueras de Francia, el acuerdo entra ahora en su momento de la verdad: debe ser ratificado por el Parlamento británico en diciembre, y a posteriori por la Eurocámara, que prevé votarlo “entre febrero y marzo”, según ha adelantado su presidente, Antonio Tajani. El político italiano ha advertido de que cualquier extensión del periodo de transicion deberá contar con el visto bueno del Parlamento.

Los líderes comunitarios han coincidido en calificar la jornada como aciaga para la historia de la construcción europea, pero también han considerado el pacto como “el mejor posible”. “Es un día triste, una tragedia”, ha resumido el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. El mandatario luxemburgués invitó a los diputados británicos a aprobar el texto, de 585 páginas, y cerró la puerta a su futura modificación.

“Es el mejor acuerdo para Reino Unido y Europa. Es el único acuerdo posible”, zanjó. También se ha referido al contencioso de Gibraltar, que amenazó con dinamitar la cumbre. “Los que no son españoles no son conscientes de la importancia que ese asunto reviste para España. He hablado con el presidente y el Rey, y el acuerdo que hemos cerrado es un buen acuerdo para España”, ha celebrado.

El negociador de la UE, Michel Barnier, ha augurado un futuro como “aliados, socios y amigos” tras la separación formal del próximo 30 de marzo. “Hemos trabajado y negociado con el Reino Unido, nunca contra Reino Unido”, agregó.

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha resaltado que la relación entre la UE y Reino Unido seguirá siendo fluida “y podrá evolucionar”. Macron ha defendido las garantías obtenidas a última hora para los pescadores franceses, y ha hecho autocrítica sin caer en el dramatismo. “No es un día de duelo. Es la elección de un pueblo soberano. Europa tiene necesidad de una refundación y es la opción que apoyo y que debe marcar el debate de las próximas elecciones europeas”.

España, por su parte, levantó este sábado el posible veto a la aprobación del acuerdo tras recibir una “triple garantía” en torno a Gibraltar. Los Veintisiete y la Comisión se comprometen a no negociar jamás un acuerdo con Reino Unido que incluya a Gibraltar.

 Además, la negociación de los futuros acuerdos que afecten al Peñón requerirá inexcusablemente el visto bueno previo de España. Antes de entrar en la reunión con los Veintisiete, Pedro Sánchez ha mantenido una breve reunión con el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani. Este ha explicado que el acuerdo llegará al pleno de la Eurocámara en diciembre, y después se llevará a votación en marzo a más tardar.

Uno tras otro, los líderes europeos han hecho el mismo diagnóstico. “Hay un acuerdo aceptable en la mesa”, ha sostenido el primer ministro holandés, Mark Rutte. “Nadie gana, todos perdemos porque Reino Unido se va”, ha añadido Rutte, quien aun así ha afirmado que “si viviera” en Gran Bretaña apoyaría el pacto, puesto que limita las consecuencias del Brexit. “Es muy equilibrado”, añadió.

La presidenta de Lituania, Dala Gribauskaite, ha coincidido en que los Veintisiete no están “muy contentos”, y ha recordado que ahora “depende de Reino Unido decidir qué camino tomar”. “Todo podría pasar”, ha agregado la presidenta. Y ha concretado que, en caso de que el Parlamento británico rechace el pacto, se abrirían varios escenarios: que la gente vote, nuevas elecciones o la petición de renegociar el acuerdo.

May insta a los británicos a respaldar el Brexit

La primera ministra británica, Theresa May, ha instado a respaldar su acuerdo del Brexit, con el que empezará un “nuevo capítulo de la historia nacional”. En una carta difundida este domingo, coincidiendo con la celebración de la cumbre extraordinaria del Consejo Europeo que votará ese pacto, se ha dirigido a los ciudadanos para pedir públicamente su apoyo.

My letter to the nation. #BackTheBrexitDeal

11 mil personas están hablando de estoInformación y privacidad de Twitter Ads

“Habrá un momento de regeneración y reconciliación cuando abandonemos la Unión Europea”, señala, al tiempo que asegura que el Reino Unido tendrá un “futuro brillante” fuera del bloque comunitario.

Pese al acuerdo que se formaliza este domingo, todavía hay quien cree que hay tiempo para rectificar. El expresidente británico Tony Blair, que durante toda la negociación ha sido un firme partidario de un segundo referéndum, firma hoy una carta dirigida a la UE en el diario The Sunday Times en la que lanza un mensaje a los socios comunitarios: “La primera ministra no tiene el apoyo del pueblo británico, tampoco del Parlamento ni de muchos miembros de su gabinete […] Os pido que estéis atentos para ofrecer una salida si nos preparamos a reconsiderarlo [el Brexit]”.

La cumbre ha sido una de las más breves que se recuerdan. Tras una sesión con Tajani de apenas 10 minutos, a las 10.10 empezó la reunión de trabajo sobre el artículo 50 de los Veintisiete, que tardó apenas media hora en dar su visto bueno al acuerdo. A las 11.00 se incorporó May al encuentro para rematar la ratificación. Y una hora después, al mediodía, se dio por concluida.