TOTALÁN, España (Reuters) – Técnicos de rescate en el sur de España trabajaron durante la noche del viernes para alcanzar a un niño de dos años atrapado en un pozo profundo desde el domingo, en el sexto día de labores que han captado la atención de los medios del país.

Los trabajadores luchan con el desafío de alcanzar al niño de manera segura y trasladar equipo hacia el lugar, cuyo acceso es complicado por lo empinado de los caminos.

“Es absolutamente impresionante el ánimo que se respira y las ganas que hay para sacar al muchacho”, dijo el viernes por la noche Ángel Vidal, uno de los ingenieros involucrados en el rescate.

Julen, el niño, cayó al pozo que tiene solo 25 centímetros de ancho y 100 metros de profundidad, mientras su familia caminaba por una finca privada en Totalán, en la provincia de Málaga en el sur de España.

Los técnicos no han podido encontrar señales de vida, pero dicen que están trabajando sobre la base de que el niño todavía está vivo.

Camiones llevaron equipo de perforación y tuberías gigantes al lugar el viernes. Se espera que la perforación del primero de los dos túneles que se realizarán para llegar al niño comience a mediodía del sábado y dure alrededor de 15 horas, dijeron las autoridades.

Los residentes de la ciudad han mantenido vigilias por el niño y en apoyo de su familia. Medios españoles dicen que los padres del niño sufrieron otra tragedia en 2017 cuando su hijo de tres años murió repentinamente de problemas de salud mientras caminaba por la playa.

“Fuerza, Julen. Totalán está contigo”, se leía en una pancarta hecha a mano colgada en la carretera cerca del lugar de rescate.