El senador Paraguayo Cubas, habló acerca de la gestión de su esposa Yolanda Paredes en la Dirección de Recursos Humanos de la Municipalidad de Ciudad del Este. Señaló que, a pesar de que la misma ya desvinculó a 500 planilleros de la comuna, todavía quedan unos 1.000 por despedir. “Un millón de dólares al mes se chupan los planilleros en Ciudad del Este”.

Asimismo, el polémico legislador aprovechó para criticar la misma situación en la municipalidad de la capital del país. “Acá se están chupando dos palos y medio al mes y al asunceno no le importa”, sentenció.

Cubas a su vez declaró que de procederse al análisis de pérdida de investidura de su colega Dionisio Amarilla, no se obtendrán los votos requeridos, pues Amarilla “tiene todos los datos de las cuentas mal habidas de los ministros y los parlamentarios”.

“Este va a seguir traficando influencias durante años. Mientras tanto que el pueblo siga viajando a Buenos Aires y comiendo cada dos días”, manifestó ofendido Cubas.