Representó a un naufrago en una isla desierta con una pelota de voleibol llamada Wilson, a un abogado homosexual contagiado de sida y a un afortunado hombre con discapacidad mental que estuvo en todos los momentos importantes de la historia norteamericana. El actor Tom Hanks, ganador del premio Oscar, pagó el almuerzo de todos los comensales en un restaurant de comida rápida en Fontana, California (EE UU).

Ocurrió en el negocio SoCal In-N-Out Burgeren, y el actor norteamericano se tomó fotos con todos sus fanáticos, así lo informó el medio Telefenoticias.

Usuarios en Instagram difundieron fotos del actor estadounidense junto a su esposa, la actriz y cantante Rita Wilson, y los clientes agradecieron el gesto de Hanks.