Lo que dice el Fiscal Martinez sobre audios de testigo en caso Odebrecht Colombia

Néstor Humberto Martínez, Fiscal General de la Nación de Colombia. FOTO COLPRENSA

El Fiscal General Néstor Humberto Martínez se refirió a los audios que grabó Jorge Enrique Pizano Callejas, testigo clave de la investigación contra Odebrecht en Colombia y controller de la concesión Ruta del Sol II, y que fueron publicados la noche del lunes por Noticias Uno tras el fallecimiento del ingeniero.

En los audios se escucha a Pizano y Martínez hablar sobre el posible pago de coimas en el proyecto y contratos de papel

que darían a entender que el hoy Fiscal General tenía conocimiento de las irregularidades en la concesión desde antes de 2015.

Martínez compartió un comunicado en el que aseguró que la conversación que sostuvo con Pizano fue grabada en su “oficina particular“ y “por virtud de una vieja relación de amistad”.

Precisa que Pizano acudió a su persona para “hacerle llegar al doctor Luis Carlos Sarmiento Angulo el resultado de unas investigaciones sobre contratos del Consorcio Ruta del Sol, dado que –según me dijo- en la administración “no le paraban bolas” al respecto”.

“Pregunté al doctor Pizano si podía asumirse que se trataba de “coimas”, a lo cual me contestó “Hombre…pues no tengo certeza”, detalló Martínez.

El Fiscal, manifestó que el ingeniero manejaba la hipótesis de que “se trataba de pagos a “paramilitares” y que la duda que tenía “explica la razón por la cual no presentó denuncia alguna ante las autoridades”.

Martínez Neira detalla en el comunicado que “Sarmiento Angulo recibió de mis manos toda la investigación que preparó Pizano, con base en la cual los consorciados llegaron a un acuerdo por virtud del cual Odebrecht se obligó a reintegrar al Consorcio Ruta del Sol la suma de $33.000 millones de los contratos cuestionados”.

Sobre esto, detalló que su papel fue “la redacción del contrato de transacción” con la “previa advertencia de que la empresa brasilera no reconocía que dichos pagos fueran ilícitos”.

Agrega que a él le dijeron que Odebrecht presentó un informe de una firma de auditoría internacional y que “para mantener el acuerdo de asociación se había llegado a dicho reintegro”.

Las irregularidades en el proyecto de la Ruta del Sol II con Odebrecht fueron reveladas en 2017.

Sobre esto, Martínez dice que hasta 2017 la Fiscalía pudo establecer con certeza que “los “hallazgos” de Pizano estaban relacionados con “coimas”, al punto que fue la Fiscalía la que dio a conocer que el monto de las mismas pasó de lejos de los $33.000 millones, suma a la que habían aludido inicialmente las autoridades extranjeras, y por ello se obtuvieron órdenes de captura contra todos los partícipes, incluidos los representantes legales del Consorcio y la Constructora Ruta del Sol”.

El Fiscal General aclaró en la misiva que no ha actuado como fiscal en la investigación de Odebrecht, “por el contrario, me declaré impedido en la oportunidad debida y así lo aceptó la Corte Suprema de Justicia”.

Finalizó el comunicado diciendo que Jorge Enrique Pizano “nunca fue investigado por la Fiscalía en relación con este asunto”.

Pizano sí tenía un proceso, pero era en relación al contrato Tunjuelo-Canoas suscrito por la Empresa de Acueducto de Bogotá, de la cual había sido gerente. Aclaró que su “relación personal no podía interferir en la indagación que ya adelantaba la unidad encargada de las irregularidades del “Carrusel de la Contratación de Bogotá” y que la investigación se abrió antes de su ingreso a la entidad.

Este es el comunicado completo que compartió Néstor Humberto Martínez:

En relación con la conversación que sostuve en mi oficina particular el segundo semestre del año 2015 con el doctor Jorge Enrique Pizano, que se ha hecho pública en el día de hoy, me permito INFORMAR:

1. Como se desprende de la noticia publicada en Noticias UNO, por virtud de una vieja relación de amistad, el doctor Pizano acudió al suscrito con el fin de hacerle llegar al doctor Luis Carlos Sarmiento Angulo el resultado de unas investigaciones sobre contratos del Consorcio Ruta del Sol, dado que –según me dijo- en la administración “no le paraban bolas” al respecto.

2. Con el fin de cumplir el encargo cabalmente, le pregunté al doctor Pizano si podía asumirse que se trataba de “coimas”, a lo cual me contestó “Hombre…pues no tengo certeza”; de hecho, una de las hipótesis que contemplaba Jorge Enrique Pizano era que se trataba de pagos a “paramilitares”. La duda que le asistía explica la razón por la cual no presentó denuncia alguna ante las autoridades.

3. De manera inmediata el doctor Sarmiento Angulo recibió de mis manos toda la investigación que preparó Pizano, con base en la cual los consorciados llegaron a un acuerdo por virtud del cual Odebrecht se obligó a reintegrar al Consorcio Ruta del Sol la suma de $33.000 millones de los contratos cuestionados. Para ese fin, me fue confiada la redacción del contrato de transacción, previa advertencia de que la empresa brasilera no reconocía que dichos pagos fueran ilícitos, al extremo que –se me dijo- habían presentado un informe de una firma de auditoría internacional en ese sentido, pero que para mantener el acuerdo de asociación se había llegado a dicho reintegro.

4. Sólo con la investigación de la Fiscalía en el año 2017 se pudo establecer con certeza que los “hallazgos” de Pizano estaban relacionados con “coimas”, al punto que fue la Fiscalía la que dio a conocer que el monto de las mismas pasó de lejos de los $33.000 millones, suma a la que habían aludido inicialmente las autoridades extranjeras, y por ello se obtuvieron órdenes de captura contra todos los partícipes, incluidos los representantes legales del Consorcio y la Constructora Ruta del Sol.

5. El suscrito no ha actuado como fiscal en la investigación de Odebrecht. Por el contrario, me declaré impedido en la oportunidad debida y así lo aceptó la Corte Suprema de Justicia.

6. El doctor Jorge Enrique Pizano nunca fue investigado por la Fiscalía en relación con este asunto. Desde el 2014, antes de mi ingreso a la Fiscalía, se le vinculó a una investigación en relación con el contrato Tunjuelo-Canoas suscrito por la Empresa de Acueducto de Bogotá, de la cual había sido su gerente. Mi relación personal con el doctor Pizano, no podía interferir en la indagación que ya adelantaba la unidad encargada de las irregularidades del “Carrusel de la Contratación de Bogotá”.

Bogotá, 12 de noviembre de 2018

NESTOR HUMBERTO MARTINEZ NEIRA