La Cámara de Diputados de México, dominada por el oficialista partido Morena, aprobó este martes una reforma constitucional que contempla la revocación del mandato de funcionarios electos, incluido el presidente, y consultas populares sobre temas de interés nacional.

La reforma fue aprobada por 372 votos a favor y 75 en contra y toda vez que ya fue aprobada en el Senado, ahora será enviada a los congresos de los 32 estados del país para que, de ser avalada por al menos la mitad, sea presentada al presidente Andrés Manuel López Obrador para que la promulgue, informó la Cámara de Diputados.

La reforma fue aprobada por Morena junto con sus aliados además de legisladores de partidos opositores, con excepción del conservador Partido Acción Nacional (PAN) que ha advertido que estas reformas podrían conducir a la reelección del presidente.

La Cámara de Diputados detalló en un comunicado que el presidente y los gobernadores estatales podrán ser sujetos a la revocación de mandato una sola vez, en una consulta, por voto directo, que deberá ser solicitada y realizada en los tres meses posteriores al cumplimiento del tercero de seis años de gobierno.

Los ciudadanos podrán solicitar una consulta para la revocación de mandato pero deberán sumarse las firmas de al menos 3,0% de los electores registrados, distribuidos en por lo menos 17 estados. Además, para ser vinculante deberán votar al menos 40% de los electores.

En caso de que sea revocado el mandato del presidente, el líder del Congreso ocupará la presidencia y en 30 días los legisladores deberán nombrar a un nuevo presidente para concluir el periodo de seis años.

Las consultas populares deberán ser convocadas mediante un mecanismo similar para decidir sobre temas de interés nacional, pero hay excepciones en temas como seguridad nacional o el funcionamiento de las Fuerzas Armadas.

El PAN ha tachado esta reforma como una “trampa” que podría llevar a López Obrador a tratar de reelegirse, una posibilidad que no contempla la constitución mexicana, aunque el izquierdista ha dicho en reiteradas ocasiones que no prolongará su mandato.

Esta es una de las reformas insignia promovidas por López Obrador, quien asumió la presidencia el 1 de diciembre asegurando que logrará una “transformación” de México.

La mayoría de los congresos estatales también son dominados por Morena, por lo que se anticipa que la reforma sea avalada.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here