Asunción, 20 Feb .- El expresidente de la Cámara de Diputados de Paraguay, Miguel Cuevas, llegó este jueves a las oficinas de la Agrupación Especializada de la policía nacional para ingresar a prisión preventiva mientras se define su situación jurídica.

El diario paraguayo La Nación destacó que Cuevas, quien se desempeñaba como legislador de la bancada del Partido Colorado, enfrenta cargos en su contra por enriquecimiento ilícito, tráfico de influencias y declaraciones falsas.

Medios locales informaron que el legislador llegó en un auto polarizado a la dependencia federal ubicada en el barrio de Tacumbú de la ciudad capital en compañía de su abogado Carlos Villamayor.

Cuevas llegó directamente a la Agrupación Especializada sin detenerse frente al Departamento Judicial para realizar el trámite correspondiente a su caso, lo que la prensa paraguaya interpretó como una evasión a los medios de comunicación.

La sentencia en contra del parlamentario fue dictada por el juez Yoan Paul López, quien fue asignado a este caso y rechazó el recurso legal conocido como hábeas corpus preventivo, con el cual su abogado intentó evitar que Cuevas pisara la prisión.

Cuevas fungió como presidente de la Cámara de Diputados entre 2018 y 2019 y ahora es acusado por la Unidad Especializada en Delitos Económicos y Anticorrupción por acciones ilícitas durante su gestión como alcalde de Sapucái y gobernador del departamento de Paraguarí.

La Nación citó al director de la Agrupación Especializada, Blas Vera, quien detalló que el legislador compartirá celda con otro preso internado en la instancia policial y tiene autorización para ingresar comida del exterior, un televisor y otras amenidades, ya que el recinto no está acondicionado para fungir como prisión.

Miguel Cuevas se declaró en días previos inocente de los cargos imputados y afirmó que acatará las órdenes del juez Paul López porque “no es un delincuente”.