El presidente Jair Bolsonaro ocupa desde hace tres semanas los titulares en Brasil con declaraciones que cuestionan datos o conclusiones de organismos oficiales en temas de deforestación o de derechos humanos.

Estas son algunas de las frases que generaron mayores críticas e incluso algún malestar entre sus aliados.

AMAZONÍA

– “Con toda la devastación que ustedes nos acusan de estar haciendo y de haber hecho en el pasado, la Amazonía ya se hubiese extinguido” (19/7, en un desayuno con corresponsales extranjeros en Brasilia).

– “Nuestra sensación es que eso no coincide con la verdad. Hasta parece que [el presidente del INPE] está al servicio de alguna ONG” (19/7) – El presidente del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE) fue destituido el 2 de agosto.

– La cuestión ambiental “solo le importa a los veganos que comen solamente vegetales” (27/7).

HAMBRE

“Decir que se pasa hambre en Brasil es un discurso populista para tratar de ganar simpatía popular, nada más que eso”. En Brasil “uno no ve gente pobre en las calles con un físico esquelético como en otros países” (19/7).

Ante las críticas, esa misma tarde declaró: “El brasileño come mal. Algunos pasan hambre. Ahora, es inaceptable en un país tan rico como el nuestro, con tierras cultivables, agua en abundancia”.

DERECHOS HUMANOS

– “Un día, si el presidente de la OAB quiere saber cómo su papá desapareció en el período militar, le cuento. No va a querer oír la verdad” (29/7, sobre Fernando Santa Cruz, padre del actual presidente del Colegio de Abogados de Brasil, OAB, desaparecido durante la dictadura). Más tarde afirmó que Santa Cruz había sido asesinado en un ajuste de cuentas interno del grupo de izquierda en el que militaba.

– “¿Usted le cree a la Comisión de la Verdad?” (30/7, sobre uno de los organismos oficiales que investigó muertes y desapariciones durante la dictadura).

– “He visto escenas de horrores en la cárcel de Pará, pero también vi escenas macabras practicadas por los que murieron contra personas humildes e indefensas. Fuera de las cárceles también hay una guerra, en la cual prácticamente solo un lado está armado” (30/7, tras la matanza de 58 presos en la cárcel de Altamira por miembros de una banda rival).

INFORMACIÓN Y CULTURA

– “Tramposo, tramposo. Para evitar el problema se casa con otro embaucador y adopta niños en Brasil. Ese es el problema que tenemos. No se irá. Quizás vaya preso en Brasil, pero no será expulsado” (27/7, sobre el periodista estadounidense Glenn Grenwald, cofundador de The Intercept Brasil, que desde junio revela conversaciones hackeadas del ministro de Justicia Sergio Moro y de fiscales de la operación anticorrupción Lava Jato).

– “No puedo admitir que con dinero público se hagan películas como ‘Bruna Surfistinha’. No puede ser. No estamos contra tal o cual opción, no podemos permitir el activismo, por respeto a las familias” (17/7, criticando la financiación por Ancine, la agencia reguladora del sector audiovisual, de “Bruna Surfistinha”, un éxito de taquilla de 2011 que narra la historia de una célebre prostituta).

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here