Esta mañana las redes sociales que simpatizan con el polémico ex senador quien represento a la bancada de Cruzada Nacional, Payo Cubas, amanecieron “algo revueltas”.

Observamos que en la cuenta personal del conocido político apareció un escueto posteo donde hace la pregunta: Aceptarías a PAYO como Concejal Municipal de CDE hasta el 2023 ?.

Obviamente, las reacciones fueron diversas. La mayoría halagadoras y declarando que una posible postulación a concejal municipal sería un posición menor, en comparación con las expectativas cifradas por sus millares de seguidores que esperan que sea su candidato a la Presidencia de la República Paraguaya para el 2023.

Y por otro lado, muchas también le reclamaban su conducta iracunda, vehemente y casi siempre de confrontación para con sus rivales políticos, en su paso por el hemiciclo nacional. Algunos se decían arrepentidos y consideraban que él (Payo), desperdicio los votos los cuales les fueron confiados. Otros, simplemente decían que esta vez lo pensarían y verán como se comporta en el camino.

Como era de esperar, una masa voluminosa respondía: Fuerza Payo contigo siempre.!!! Payo hasta la muerte..!!! Payo presidente 2023..!!!, etc, etc.etc. Estos no esgrimían nada en contra, simplemente proclamaban su adherencia absoluta.

Como es sabido, Cruzada Nacional se prepara para los comicios electorales próximos, y es valedero que los candidatos empiecen a medir sus pulsos y fuerzas, y las redes sociales son el termómetro primario que todos tienen a su alcance.

Y por supuesto, Payo Cubas esta en su legítimo derecho cívico de postular a cuan puesto político se le antoje. Desde ser concejal municipal hasta la mas alta magistratura como pretender ser presidente de su país. Pero será que quienes una vez le votaron, le extenderán una nueva oportunidad?.

“Errar es de humanos”, reza el dicho. Pero errar consecutivamente, ya no lo seria tanto. Sin duda el hacerlo más de una vez se podría interpretar hasta como una patología psicológica, tanto para los electores como para los políticos.

Históricamente, Latino América ha demostrado ser un conjunto de naciones políticamente “masoquistas’, amantes de pseudo-líderes populistas en su mayoría, sean estos de izquierdas o de derechas, o de dictaduras tiránicas que son alabadas y sobre valorizadas por muchos simpatizantes que se desbocan pregonándolas sin siquiera conocerlas in situ o haber vivido en ellas.

Hoy en día quejarnos de la corrupción política, del robo al erario nacional o de aprovecharse de un puesto político para enriquecerse ilícitamente, nunca fue una novedad, esas quejas datan desde los albores de las repúblicas y se repiten de generación en generación hasta nuestros días.

Quizás antropológicamente heredamos esa mala costumbre de conformarnos con los paupérrimos resultados que la clase política nos pueda legar. Eso siempre fue muy frustrante. La muy famosa frase: “Que robe, no importa, pero que haga obras” hace honor a esto. Lo cual esta muy mal y tendría que cambiar desde nuestras mentes si queremos también un futuro distinto y mejor.

Históricamente también, aparecieron siempre algunos escasos personajes que se atrevieron a retar “el sistema”. Lamentablemente estos fugases héroes siempre terminaron siendo devorados por “el establishment”, y luego con el tiempo olvidados políticamente.

Desde nuestra editorial, siempre hemos apoyado la iniciativa anti-corrupción de Payo Cubas. A su vez, también hemos criticamos oportunamente cuando nuestros criterios no coincidían.

Payo tiene una nueva oportunidad de hacer un mea culpa, y con todas las experiencias vividas, enmendar con entereza cualquier acción que fue mal calculada.

Se dice que los políticos latinos son los únicos que nacen con “el don de equivocarse siempre” ya que adquieren la capacidad de culpar siempre al “enemigo externo” de sus falencias.

Creemos que ahora en el 2020, las naciones han evoluído mucho políticamente, y el pueblo merece ser representado por actores políticos idóneos, preferentemente impolutos o al menos coherentes con lo que prediquen. Aunque en la práctica casi siempre sean elegidos los menos indicados.

Payo Cubas, bienvenido seas, si estas retomando tu sendero en la política y esto significa tu vuelta a las grandes ligas de la política paraguaya. Según esta pequeña muestra indica que todavía existe mucho pueblo que cree en ti y apostaría por ti. Son expectativas muy grandes y esperanzas indefraudables.

MI abuela decía: “El tren a veces pasa una sola vez en la vida, y si tienes la suerte que pase por segunda vez, cuidado, que podría pasar lleno y sin asientos donde tu puedas viajar”.