Bogotá, 2 ago (EFE).- El canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, dijo este viernes que con la visita de Estado realizada por el presidente Iván Duque a China quedaron sentadas “bases sólidas” para relanzar las relaciones con el gigante asiático, especialmente en el plano político, comercial, turístico y de inversión.

Así lo aseguró Trujillo al hacer un balance de la reciente visita de Estado de cuatro días que incluyó un encuentro con el presidente de China, Xi Jinping.

“(La visita) sirvió para sentar las bases sólidas en todos los frentes para el futuro dejando importantes resultados para el país en materia política, económica, comercial y de cooperación”, destacó Trujillo en una rueda de prensa.

Al desgranar los resultados, el canciller Trujillo valoró que en el campo político se acordó la iniciativa Colombia-China, “que se convertirá en la hoja de ruta estratégica” para los siguientes 40 años, marcados por un diálogo fluido y fortalecido bilateralmente.

En esa dirección, Trujillo dijo que se invitó al presidente Xi para que visite Colombia en 2020 por los 40 años del establecimiento de relaciones diplomáticas entre los dos países.

“Esta visita constituiría la de más alto nivel que se haya dado de una autoridad china a nuestro país”, dijo Trujillo.

De otro, lado se planteó la posibilidad de que Colombia se una al foro de cooperación económica Asia-Pacífico “debido a los importantes aportes que podría hacer el país en este foro y a que nuestra presencia facilitaría la coordinación interna y la acción conjunta de la Alianza del Pacífico”, bloque integrada por Chile, Colombia, México y Perú.

En ese tema, China, aseguró el canciller Trujillo, tiene una “actitud positiva frente a esta propuesta y dijo que la apoyaría aclarando que se requiere un consenso”.

Otro de los asuntos que se trató fue el de la corrupción, uno de los temas banderas del presidente Xi y que también es de profunda preocupación del mandatario colombiano.

Además se trató lo referente a negociar un tratado de extradición “como herramienta para combatir el crimen transnacional”.

Trujillo valoró que en cooperación, Colombia y China firmaron un tratado tiene como fin “el estudio de solicitudes de traslados de colombianos condenados y privados de la libertad en China, y de ciudadanos chinos condenados y privados de la libertad en Colombia”.

Explicó que el principal obstáculo para autorizar el traslado de colombianos desde China es que algunas penas son incompatibles con el ordenamiento jurídico colombiano, como lo son “la cadena perpetua y la pena de muerte, por lo que el tratado indica que en estos casos únicamente se podrá modificar o conmutar la pena en el país que la emitió, China, para que pueda ser compatible”.

Actualmente en China hay 80 colombianos detenidos que podrían ser beneficiados con este tratado, mientras que en Colombia hay seis ciudadanos chinos condenados por diferentes delitos.

“Hay que aclarar que los colombianos condenados en Hong Kong no podrán beneficiarse de este tratado ya que este territorio tiene un panorama jurídico diferente en el cual no aplica. No se trata de traslados masivos, los casos serán estudiados de forma independiente y se dará prioridad a los casos humanitarios como enfermedad grave”, explicó.

Asimismo, Trujillo dijo que China donará 10 millones de dólares para los convenios y proyectos de cooperación bilateral que se acuerden en sectores de interés mutuo.

En turismo, Colombia espera triplicar el número de visitantes de China a Colombia, que actualmente es de 15.000 al año. En esa dirección se gestiona para que haya un vuelo directo entre Beijing y Bogotá, que también transportaría carga.

(c) Agencia EFE

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here